La banca española pide al BCE más dinero que nunca

España no ha sido el único país que ha rescatado a sus bancos, pero sí el primero en hacerlo a través de la Unión Europea. Esta petición de auxilio dista mucho de cómo lo han tramitado otros países como Alemania o Estados Unidos. De esta manera, queda en evidencia la insolvencia de España. Además, hay que señalar que los bancos no sólo recibirán esta ayuda, sino que han conseguido más inyección de liquidez que nunca por parte del Banco Central Europeo para el pasado mes de mayo: 287.813 millones de euros.

Ahora que se están celebrando las elecciones griegas y que muchos creen que el futuro de España en el euro depende de lo que pase en el país heleno, es hora de hacer un breve repaso sobre la salud de la banca española, en mi opinión, la principal culpable del desastre económico que padece nuestro país. Antes que nada, hay que decir que la banca española no ha sido la única que ha pedido ser rescatada. Anteriormente, entidades de países como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Holanda, Bélgica, Irlanda y Grecia habían solicitado ayuda a sus Estados para salir del entuerto económico en el que se hallaban. Según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), las cantidades solicitadas por los bancos a sus gobiernos rondaría los 1,2 billones de euros, una cifra mareante.

Imagen del Banco de España en Madrid

El gran problema ha sido que el Estado español no se ha hecho cargo del rescate de su banca, sino que ha solicitado ayuda a Europa para recuperar su sistema financiero, señal de que el propio Estado no se podía hacer cargo de las deudas que tenían las entidades bancarias. Bueno, corrijo, el Estado sí que había rescatado anteriormente a una compañía financiera (Bankia), en la que se encontraban, no por casualidad, una gran cantidad de ex políticos afines a la ideología del gobierno. Desde este ángulo, se ven a la perfección las grietas del sistema económico. Además, hay que apuntar que la banca española no para de solicitar dinero al Banco Central Europeo (BCE), por lo que la dependencia del sector se agudiza por momentos. En este sentido, el mes de mayo ha sido un buen ejemplo, ya que la cifra ascendió a 287.813 millones de euros. La principal explicación a este suceso se halla en la gran fuga de capitales que está sufriendo el país y que, aunque todavía no a niveles de corralito, comienza a ser una gran preocupación entre la clase política.

Estos 287.813 millones de euros es dinero que la banca a de devolver al máximo organismo financiero europeo, cuyo principal objetivo es reactivar la economía del país. Así, la inyección de capital a partir del BCE tiene como finalidad que las entidades bancarias compren deuda soberana (ya que los inversores exteriores no están por la labor) y concedan créditos a los hogares. Esta es la única manera que, por el momento, las autoridades ven posible para que la economía del país se reactive.

Foto: antoniotajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...