La banca alardea de mejorar sus márgenes a costa de los ahorradores

El negocio de los depósitos sigue siendo rentable debido a la drástica caída de sus costes, que pasan a ser el 0,7% del margen de negocio.

banco

Los ahorradores europeos, y más concretamente los españoles, tienen muchos motivos para desconfiar de la política monetaria y de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE). Con los tipos del euro en mínimos históricos, los intereses de hipotecas y préstamos cayendo y los gobiernos pidiendo más y más inversión, los ciudadanos que solo desean obtener una moderada rentabilidad por sus ahorros son los grandes perjudicados. Según los datos de 2014, el ahorro de la banca española en los depósitos fue de 4.100 millones de euros.

Presentado como un dato afortunado, las entidades bancarias se congratulan de mejorar sus márgenes de negocio en el sector de los depósitos a pesar del menor atractivo de estos. Dicho de otro modo, los bancos consiguen resultados más positivos a pesar de las menores contrataciones porque los intereses parecen estar cayendo a plomo, una espiral viciosa. La variación del número total de usuarios con depósitos es muy modesta en lo que llevamos de año, pasando del 2,08% del total de clientes en diciembre al 2,05% en marzo.

Con todo, estas cifras presentan incluso una apreciable mejoría respecto al dato de diciembre de 2013, en el que este segmento del mercado bancario suponía el 1,76% del total. Salta a la vista que los ahorradores parecen resignados y siguen confiando en los depósitos por su seguridad. Ahora bien, el dato más elocuente es el que hace referencia a los costes que los depósitos suponen a la banca (el coste de los intereses, vaya). Si en diciembre alcanzaban el 0,99% del margen de negocio, en marzo caen al 0,7%.

En este sentido, la banca está tratando que la caída de las rentabilidades de los productos de ahorro acompañe al empeoramiento del beneficio que sacan a los créditos. A finales de 2014 los bancos extraían una rentabilidad a los préstamos del 3,08%. Tres meses después, esta cifra bajaba hasta el 2,75%. Con estos datos, resulta evidente que las entidades deberían ir sopesando comenzar a elevar progresivamente los tipos de créditos y depósitos.

Vía: Cinco Días.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...