Jürgen Stark abandera el discurso liberal contra los bancos centrales

El exvicepresidente del Bundesbank culpabiliza a los bancos centrales de la lenta recuperación económica y alerta sobre los riesgos de la seguridad «ficticia».

Jurgen Stark

El liberalismo económico tiene varias escuelas de pensamiento que, aun coincidiendo en lo esencial (búsqueda de la plena libertad de mercado, reducción del Estado…), presentan importantes diferencias teóricas que se traducen eventualmente en agrios debates en el seno de las grandes instituciones. Una de las escuelas más beligerantes contra la política monetaria de los bancos centrales (y contra la propia existencia de estos organismos) es de los economistas austriacos. La pasada semana sin ir más lejos, el execonomista jefe del BCE, Jürgen Stark, cargó con dureza contra Mario Draghi.

Stark, que además de su pasado como alto cargo del BCE también ha sido vicepresidente del Bundesbank, es uno de los halcones por antonomasia en la UE. A pesar de no estar considerado un «austriaco» como tal, sí que se ha convertido en un abanderado de las familias liberales que se oponen a las políticas expansivas de Mario Draghi. Un programa que tuvo sus primeros conatos todavía bajo la presidencia de Jean Claude Trichet, quien impulsó las primeras medidas heterodoxas para «ayudar» a los países en apuros.

Las críticas de Stark han subido de tono para señalar que los bancos centrales «han perdido por completo toda capacidad de control y perspectiva sobre la situación económica«. Dicho de otro modo, Draghi y el resto de banqueros centrales estarían dando palos de ciego con la esperanza de que los desajustes económicos se arreglen por sí solos o a base de inundar de liquidez al sistema financiero. Haciendo suyo un planteamiento propio de Mises o Rothbard, el economista alemán recomendó refugiarse en la plata y el oro frente a las divisas.

Sobre el porqué de la lenta recuperación de la zona euro, Stark mostró su certeza de que las medidas aprobadas por el BCE no desincentivan el apalancamiento, por lo que solo podemos aspirar a magras tasas de crecimiento. De igual manera, los rescates de entidades bancarias acaecidos en Europa crean una falsa sensación de seguridad, ya que al no existir riesgos para los inversores, estos no tienen problema en realizar operaciones poco recomendables.

Vía: Libre Mercado

Foto: blu-news.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...