JP Morgan se suma a las dudas sobre la banca española

Los bancos españoles podrían ver reducidos sus márgenes de beneficios a consecuencia de la caída de los tipos de interés en préstamos e hipotecas.

JPMorgan

El proceso de saneamiento y reestructuración de la banca española iniciado en 2011, amplificado en 2012 y, supuestamente, culminado en 2013, parecía haber dejado un sistema bancario sólido y sin tanta exposición a activos tóxicos, gracias, en este caso, a la creación de la Sareb o ‘banco malo’. Sin embargo, en los últimos tiempos algunas voces han puesto en entredicho la supuesta fortaleza de nuestros bancos, aunque ninguna de las críticas había sido secundada por organizaciones de peso. Hasta ahora.

JP Morgan se ha hecho eco de las advertencias realizadas por la casi desconocida agencia independiente Berenberg y ha publicado un informe que no deja muy bien parado a buena parte del sector. Para la entidad norteamericana, resulta evidente que los márgenes de beneficios de la banca española van a caer con relativa fuerza entre 2015 y 2016, siendo el Banco Popular uno de los más afectados por dicha ‘crisis’. Entre los motivos que el grupo neoyorquino aduce para lanzar estas graves acusaciones destaca la prolongada caída de los intereses de los préstamos.

A juicio de Sofie Peterzens, la analista encargada de dicho estudio, la mejora de la calidad de los activos de los bancos españoles y la regresión de los tipos de interés abonados por los productos de ahorro no compensarán las reducciones de los márgenes de los créditos. Aquí convergen dos factores distintos. Por un lado, la ya mencionada reducción de los tipos por la acción del BCE, y por otro, la escasa concesión de préstamos. Y es que, la menor toma de riesgos puede suponer resultados más discretos.

Esta posibilidad ya había sido ponderada por los inversores, que han intensificado las ventas de títulos de entidades bancarias en los últimos meses. El contexto de bajos tipos también puede perjudicar a los bancos so los ahorradores comienzan a retirar sus depósitos (con intereses medios cada vez más por debajo del 1%) para apostar por la renta fija u otras fórmulas de inversión conservadora. No hay que olvidar tampoco las renegociaciones de hipotecas, que ahora tendrán intereses más bajos.

Vía: Cotizalia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...