Italia esquiva por ahora el rescate bancario

El Gobierno de Italia y la Comisión Europea acuerdan crear un sistema de garantía similar al ‘banco malo’ español para responder a la crisis del sector.

italia

En 2012, el Gobierno de España se veía obligado a solicitar ayuda a Bruselas para poner en orden la maltrechas cuentas de las antiguas cajas de ahorros, reconvertidas precipitada y desastrosamente en bancos al uso. Aquellos sucesos provocaron una catarsis en el sistema bancario europeo y puso la lupa sobre distintas entidades financieras del Viejo Continente. Los bancos italianos se quedaron en el filo de la navaja y la opción de que precisaran de su propio rescate siempre ha estado sobre la mesa.

Adaptando uno de los pilares de la intervención del sistema bancario español, el Gobierno de Italia ha llegado a un acuerdo con la Comisión Europea para crear el conocido popularmente como ‘banco malo’ (la Sareb, en España). Esta entidad recibiría gran parte de los activos tóxicos de las entidades financieras transalpinas, entendiendo como tales las partes de su balance que se consideran de dudoso cobro. Concretamente, el grueso de los activos ‘traspasados’ serían hipotecas y préstamos con elevados índices de morosidad. Además, se ha buscado una fórmula para evitar ayudas públicas directas.

Al tasar los activos a precios de mercado, los bancos que acudan a este nuevo sistema de garantía no estarán ocasionando un coste a fondo perdido a los contribuyentes italianos (como ocurrió, en gran medida, en el caso español). La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha sido particularmente insistente en este punto para dar el visto bueno al proyecto. Cabe destacar que el ‘banco malo’ será adaptado para cada entidad, al contrario de lo que sucede en España, donde la Sareb es un organismo común.

Esta revelación llega justo en el momento en el que la presión sobre los bancos italianos es máxima. Los inversores están penalizando los factores de riesgo de las entidades con importantes caídas en bolsa. Paralelamente, la semana pasada conocimos que el Santander estaría interesado en hacerse con el negocio del Monte dei Paschi, al que los analistas sitúan como uno de los bancos que enfrentan mayores problemas internos. La caída bursátil acumulada de este banco en el último mes es del 43%.

Vía: elEconomista.

Foto: italia vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...