ING, un rescate con final feliz

El Estado holandés recupera todo lo invertido en el rescate del grupo ING y consigue sustanciosos beneficios en forma de intereses y primas.

ing

En noviembre de 2008, cuando los mercados seguían digiriendo la caída de Lehman Brothers, uno de los pesos pesados del sistema financiero europeo pedía ayuda al Gobierno de su país para evitar la quiebra. El protagonista de aquella historia era el grupo ING, una de las compañías más capitalizadas del mundo y uno de los bancos con más clientes. El rescate corrió a cargo del contribuyente holandés y se formalizó en 10.000 millones de euros. Ahora, el Estado holandés recuperará todo su dinero más sustanciosos intereses.

Y es que, cinco años y medio después de tan traumático episodio, el gigante financiero holandés ha hecho los deberes y, tras un duro plan de reestructuración, está en condiciones de abonar los últimos pagos pendientes a las arcas del Estado. Concretamente, el grupo ING pagará 1.225 millones de euros esta misma semana para dar casi por concluido el rescate. Dicha cantidad incluye los 817 millones de euros que adeuda a Holanda más otros 408 millones en concepto de intereses. Todo un ejemplo para los bancos intervenidos durante la Gran Recesión.

Con este nuevo pago, el penúltimo, los Países Bajos habrán recuperado ya 9.300 millones de euros, aunque el país de Europa Central ya está recogiendo plusvalías debido a los intereses. No en vano, ING ha abonado hasta la fecha 3.200 millones entre primas e intereses, por lo que el Estado holandés ha realizado una gran inversión al rescatar a su banco emblema. De no variar los plazos, el último abono se realizará en 2015 y elevará lo entregado a Holanda hasta los 13.600 millones de euros.

Desde luego, las conclusiones del rescate de ING incluyen no pocas comparaciones con el caso español. Entidades como Bankia, CatalalunyaCaixa o NovaGalicia Banco tuvieron que ser nacionalizadas en 2012 y pusieron contra las cuerdas la situación financiera del país, que precisó de ayuda europea para llevar a cabo todas las intervenciones. Hasta la fecha, numerosos expertos coinciden en señalar que España podría no recuperar todo lo invertido. La mejora de los resultados en 2013 alienta en cambio las esperanzas.

Vía: elEconomista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...