El Estado pierde 12.000 millones de euros en el rescate de CatalunyaCaixa

El BBVA se hace con la nacionalizada CatalunyaCaixa por 1.187 millones de euros, constatando lo ruinoso de los rescates adoptados en España desde 2010.

cx
Si 2012 fue el año de los grandes rescates bancarios en nuestro país, 2014 está siendo el de la constatación de si esas gigantescas adquisiciones a costa del contribuyente han sido o no acertadas. Por el momento, el balance difícilmente podría ser peor para las arcas del Estado, que han avalado las ayudas recibidas desde Bruselas para la capitalización de la banca y que por ello asumirán las posibles pérdidas. Unas pérdidas que en el caso de CatalunyaCaixa son ya una dura realidad.

El pasado lunes se cerraba la subasta entre las tres grandes entidades bancarias españolas (Santander, BBVA y CaixaBank) para hacerse con la propiedad de la maltrecha CatalunyaCaixa, antigua Caixa Catalunya. El resultado de la puja fue notablemente negativo para el Estado, pues el BBVA se hizo finalmente con la antigua caja por 1.187 millones de euros. Si tenemos en cuenta que el rescate de dicha entidad costó al erario público la friolera de más de 13.000 millones de euros, las pérdidas para el Estado rondan los 12.000 millones.

Lo elevado del desajuste entre lo pagado en su momento y lo recibido ahora se debe fundamentalmente a que las exigencias de liquidez para garantizar cuentas corrientes y depósitos eran muy elevadas mientras que el valor real del banco era bastante inferior. A esto cabe sumar la discreta cuota de mercado de la entidad, que sin embargo será aprovechada por el BBVA para consolidar su posición en Cataluña. Recordemos que en 2012 el banco presidido por Francisco González adquirió el consorcio catalán de cajas de ahorros Unnim.

La otra variable de riesgo que ha restado valor a CatalunyaCaixa tiene que ver con la posibilidad de la independencia de Cataluña, eventualidad que descartan desde el BBVA. En este sentido, las preferencias de la Generalitat eran lógicamente que otra entidad catalana, CaixaBank, adquiriese al segundo banco de la región. Por otro lado, desde el Gobierno central se sigue esperando que alguna gran entidad extranjera intervenga en el proceso de privatización de las antiguas cajas para restar presión a los bancos españoles.

Vía: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...