¿Debe inquietarnos que algunos bancos ya apliquen intereses negativos a los depósitos?

Royal Bank of Scotland comienza a cobrar a los clientes de su banca de inversión por los depósitos que usan como garantía.

Businesswoman with financial symbols coming from her hand

A comienzos de 2015, el Banco Central Europeo (BCE) puso en marcha un programa de compra de deuda y bonos soberanos destinado a garantizar la financiación de los Estados y a animar las decaídas inversiones. Considerado una suerte de Quantitative Easing a la europea (QE), el plan no ha arrojado los resultados deseados y ha propiciado un deterioro notable de la rentabilidad del sector bancario. Para sorpresa de muchos, este hecho puede tener consecuencias muy negativas para los ciudadanos de a pie.

Las dificultades para que la banca logre rentabilizar su modelo clásico de negocio, que tan profusamente hemos analizado en otras ocasiones, empiezan a empujar a las entidades a un horizonte que parecía imposible de alcanzar. Y es que, en las últimas semanas algunos bancos han empezado a aplicar tipos de interés negativos en algunas clases de depósitos. Dicho de otro modo, determinadas categorías de clientes tendrán que pagar a su banco para que este guarde su dinero. El paso todavía no se había consolidado en Europa pero ya hay varias entidades explorando esta vía.

Entre los bancos que han comenzado a aplicar las tasas negativas destaca el Royal Bank of Scotland (RBS), que a los problemas del sector en su conjunto le suma la incertidumbre generada ante el ‘Brexit’. El banco británico ha enviado una notificación a sus clientes para informarles de que desde el 22 de agosto tendrían que afrontar rentabilidades negativas. La medida se ha restringido, por ahora, a los clientes que disponen de depósitos como garantía para negociar opciones de futuro y otros productos de inversión.

También el BBVA aplica un tipo de interés del -0,15% a las empresas que guardan parte de su tesorería en cuentas, una decisión que fue objeto de una gran controversia. Los analistas se muestran bastante coincidentes en el sentido de que poco a poco veremos cómo otras entidades recorren el mismo camino asfixiadas por su menguante modelo comercial. ¿Se dará el salto a la banca minorista y a los ahorradores? Por ahora, se descarta.

Vía: El Periódico.

Foto: © SergeyNivens

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...