¿Cuál es la función del Banco Central Europeo?

Funciones del Banco Central Europeo, orígenes, fundación e historia.

BCE

Tanto escuchar hablar de él, parece que el Banco Central Europeo siempre ha estado allí, pero sus orígenes se remontan a 1999, cuando once países de la Unión Europea adoptaron el euro como moneda única y encargaron la gestión de la política monetaria común a esta nueva institución, el BCE, con sede en Frankfurt, Alemania.

Hasta entonces, cada país del continente tenía su propio Banco Central, que operaba de manera independiente. Hoy en día, éstos proporcionan servicios financieros a los bancos y empresas locales y llevan a cabo operaciones de mercado abierto. Asimismo, no se trata de instituciones pequeñas, ya que todos juntos emplean a más de 50.000 personas, mientras que el BCE cuenta con algo más de 1.300 trabajadores.

Con respecto a su forma jurídica, el BCE tiene unas disposiciones especiales: no se trata de una institución privada, pero tampoco es realmente un organismo de poder ejecutivo. Básicamente porque no podría serlo, porque no existe un gobierno panaeuropeo como tal.

Esta institución está dirigida por un Comité Ejecutivo, elegido por unanimidad por los poderes ejecutivos de los países que utilizan el euro (actualmente, un total de 17). Entre sus premisas está el responder, en última instancia, a la voluntad popular, y está protegido de las presiones políticas a corto plazo. El máximo mandatario es Mario Draghi, su presidente. Con respecto a su vicepresidente, es Vítor M.R. Constäncio.

Y, ¿por qué se habla tanto del BCE? porque su objetivo principal es mantener la estabilidad de precios en la zona euro, lo que equivale a mantener la inflación en niveles bajos. Una tarea nada fácil en los tiempos que corren. También debe apoyar las política generales de la Unión Europea, para contribuir a la realización de los objetivos comunitarios, entre los que se establece un alto nivel de empleo, así como un crecimiento no inflacionista y sostenible.

De entre sus funciones también destaca definir y ejecutar la política monetaria de la zona euro, cuidas las reservas exteriores del Sistema Europeo de Bancos Centrales, dirigir las operaciones de cambio de divisar, y promover el correcto funcionamiento de los sistemas de pagos e infraestructura del mercado financiero.

Sin olvidar, que tiene el derecho exclusivo de autorizar la emisión de billetes de euro (si bien los estados miembros pueden emitir monedas de euro, la cantidad tiene que estar antes establecida por el BCE).

Con todos estos ítems por objetivo, no es de extrañar que la entidad esté tan presente en nuestra rutina, ya que sus objetivos están siendo bastante difíciles de alcanzar.

Foto: franciscojgonzalez 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...