Bankia, cuestión de Estado

Bankia rebaja su precio justo antes de salir al parqué

Demasiada presión. Después de la jarra de agua fría derivada de la publicación de los ‘tests de estrés’ la semana pasada, todos los ojos están puestos en Bankia, que se prepara para su inminente salida al parqué. La entidad presidida por Rodrigo Rato, presionada por los acontecimientos, ha decidido bajar el precio definitivo de sus acciones a 3,75 euros, un 15 por ciento menos del 5,05 que había fijado taxativamente la semana pasada.

La prima de riesgo pesa. La cifra ha alcanzado máximos históricos y azota de lleno a la confianza de los mercados, precisamente en uno de los momentos más delicados para el curso económico: la salida a bolsa de Bankia y Banca Cívica, el verdadero ‘tests de estrés’ para la confianza de los mercados nacionales, y prueba de fuego de la solidez del proceso de capitalización de bancos y cajas llevado a cabo por el Ejecutivo.

Bankia acelera en los últimos metros antes de salir al parqué

Y es que el Gobierno español se ha volcado totalmente con el proceso de Bankia, a sabiendas que un nuevo paso en falso podría dinamitar la confianza y precipitar una posible intervención ‘a la portuguesa’. Para evitarlo, desde el primer momento el Ejecutivo  ha intentado allanar el camino a la colocación de acciones de la entidad instando a los grandes bancos del país a facilitar el proceso.

La estrategia es un mensaje claro a los mercados. El Gobierno pone toda la carne en el asador de Bankia para evitar que tenga que ser rescatada por el mismo, una situación que pondría al país al borde del ‘default’, más aún con la prima de riesgo por las nubes y el parqué haciendo aguas a expensas de los vientos de Europa. Vale más asegurar el éxito de Bankia que lamentarse de sus consecuencias.

Sin embargo, todo esfuerzo es poco. La escalada de los acontecimientos recientes ha hecho que en el último momento, aun con todos los cabos atados, el barco de Bankia peligre de naufragar el día de su bautizo. Por ello, pese a la rotunda decisión de no bajar el valor de las acciones por debajo de 5 , la entidad de Rodrigo Rato parece haber dado el brazo a torcer, decidiendo en el tiempo de descuento una rebaja del 15 por ciento del valor mínimo previsto.

Pero que no cunda el pánico. Aun aplicando el descuento, la entidad captará 3.090 millones, más que lo previsto en los tests de estrés de la banca, y una cantidad que podría llegar a ser un 10 por ciento superior si los bancos colocadores deciden ampliar la oferta pública de suscripción. Si nada se tuerce, la cuestión de Estado podrá llegar a buen puerto, o al menos salir sin naufragar. Eso sí, a costa de las rebajas de verano.

Foto:  OrionPhoenix, en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...