Banco de Valencia, ¿la nueva CAM?

Banco de Valencia espera la actuación del Banco Financiero y de Ahorro, matriz de Bankia, para salvar un agujero de 800 millones de euros. La operación se realizaría a semanas vista de la venta de la CAM.

Malos tiempos para los bancos valencianos. Primero fue Bancaza la que tuvo que reorganizarse para formar parte de Bankia, luego la CAM, ahogada por la crisis del ladrillo, y ahora Banco de Valencia precisa 800 millones de euros de ampliación de capital, o será nacionalizado. BFH, Banco Financiero y de ahorro, analiza la situación de la entidad valenciana al tiempo que la incertidumbre provoca una gran turbulencia en la cúpula de Bankia, la entidad matriz.

Sede del Banco de Valencia en Castellón de la Plana

Quizás porque el sistema financiero español está tocado en la línea de flotación de los activos, quizá porque todos tienen en mente la penosa situación de la CAM, cuya venta supondrá un elevado desembolso por pare del Banco de España, materializado en el FROB, (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), el mismo que debería cargar con la financiación del Banco de Valencia en el caso de que la ampliación de capital no sea suficiente. El fantasma de la duda sobre la solvencia bancaria vuelve a hacer mella a las grandes entidades del país.

Por ahora ha trascendido que el BFA está dispuesto a suscribir el 38 por ciento que corresponde a su participación. En total, la entidad de Bancaja podría verse obligada a contribuir con unos 300 millones de euros. En objetivo a corto es evitar el mayor deterioro del Banco de Valencia, pero la idea subyacente es la de acelerar el proceso de venta de la entidad, a la espera, eso sí, de la culminación de la adjudicación de la CAM, prevista para finales del mes de noviembre.

Entre tanto, la ampliación de 60 millones de valor nominal supondría emitir 240 millones de nuevas acciones. De haber comprador al último precio de cierre, podría capitalizarse casi 200 millones de euros. Aunque el BFA apunta que se trata de una intervención “financiera, sin funciones ejecutivas”, nadie duda de que la mano de la nueva institución bancaria marcará el destino del Banco de Valencia. Además, es posible que la provisión de fondos no sea suficiente para sufragar el déficit de la maltrecha entidad valenciana. En este caso, el proceso precisaría una vez más de la actuación del FROB, que sobre el papel se vería obligado a nacionalizar la banca a través de la inyección de liquidez y sanear sus deudas con la intención de sacarlo al mercado para buscar comprador. Sólo hay un problema, el FROB ya se ha gastado 4.000 millones en sanear la CAM. ¿Alguien da mas?

Foto: Joanbanjo en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...