Trabajar desde otro país: el sueño de muchos profesionales

Trabajar a distancia desde otros países se ha convertido en una de las tendencias de los últimos años entre más personas.

Para muchos profesionales, cada vez más, la idea de poder trabajar en casa en cualquier parte del mundo, se trata de un auténtico sueño. Es algo que, en los últimos meses, muchas personas han tenido la oportunidad de experimentar. Porque después de probar el teletrabajo y apreciar su dinamismo, ¿Qué es lo que impide saltar a otro país con la intención de seguir haciendo lo mismo?

Este interés por mudarse y cambiar de escenario no es precisamente nuevo. Si bien ha sido ahora cuando se ha producido su boom, sobre todo motivado por la necesidad de muchas personas de cambiar de aires, en realidad hay cientos de profesionales que ya optaron por ello hace tiempo. Eso es lo que llevó a la creación de comunidades y portales que informan de todo ello y que, durante los años, han dado soporte a quienes han tenido la idea de salir del país para seguir trabajando a distancia.

Es en el caso de trabajarporelmundo.org, plataforma fundada por Javier Bermúdez, quien lleva tiempo publicando guías y dando todo tipo de ayuda a quienes quieren trabajar desde el extranjero, pero tienen demasiadas dudas como para lanzarse a la piscina. Estas guías y consejos son una muy buena manera de comenzar y de derribar esas primeras barreras para que, con calma, se pueda cumplir el sueño de cambiar de lugar.

Los beneficios del trabajo remoto son indudables. En estos tiempos hay cada vez más empleos que se pueden realizar a distancia, teletrabajando de una manera dinámica. Por lo tanto, ¿Por qué seguir haciéndolo en la misma ciudad en la que tenías costumbre de ir a la oficina a diario? ¿Y si al abrir la ventana en tu nuevo destino, puedes ver un paisaje totalmente distinto?

Esa manera de trabajar a distancia, una forma de vivir nómada, lo que permite es disfrutar de otras culturas, ver mundo e ilusionarse, de nuevo, por las pequeñas cosas. Incluso en el caso de profesionales que trabajan una gran cantidad de horas al día, poder estar en otro lugar lo cambia todo. Porque incluso con esas agendas apretadas, en un momento u otro llega el tiempo libre, el fin de semana, las noches, los momentos de relax, y es entonces cuando las nuevas sensaciones fruto de estar en un lugar totalmente distinto se disfrutan más.

Por otra parte, trasladarse a otro país para continuar con el trabajo a distancia, supone poder hacer nuevas amistades, conocer otra gente y enriquecerse de una manera personal. No mantenerse dentro de una burbuja, ya sea de la ciudad donde se ha vivido siempre o incluso del país, es algo muy beneficioso para que cada persona pueda madurar mejor y crecer a todos los niveles. Puede ser, además, una manera de recuperar la ilusión por la vida, de superar problemas o de encontrar una nueva motivación para continuar con el trabajo en el caso de habernos encontrado con un muro.

Muchas de las personas que cambian de país lo hacen porque necesitan un cambio. No pueden o no tienen capacidad para cambiar su trabajo, de manera que se desplazan a otro lugar y eso los rodea de experiencias totalmente nuevas e inesperadas. Esa chispa por la vida renace con facilidad al exponer a estas personas ante un futuro incierto, emocionante y una serie de nuevas sensaciones que se pueden apreciar hasta en la más mínima acción o actividad.

Otra de las ventajas del trabajo a distancia es lo flexible que resulta. No hay que cerrarse a nada y pensar que, de abandonar España, se pasarán los próximos 20 años en un país determinado. En realidad, resulta incluso más sencillo y dinámico ir viajando por distintos lugares, ver mundo y llegar a tener la posibilidad de descubrir más culturas, más tradiciones y más maneras de vivir. ¿Quién le pone los límites a una persona que puede teletrabajar y que no tiene que darle explicaciones a nadie sobre dónde se encuentra?

Eso sí, antes de cada viaje y cada desplazamiento, es recomendable consultar esas guías y consejos de los que hemos hablado antes. Hay que informarse sobre los permisos de residencia, las costumbres locales, los requisitos, la manera de encontrar alojamiento o incluso, dependiendo del destino, de si hay que recibir alguna vacuna para protegerse ante posibles amenazas. Ante todo, es necesario tener en cuenta que la preparación y es la llave que garantizará disfrutar de buenas experiencias.

En realidad, no hay límites para las cosas que se pueden hacer en la vida. Si tienes un trabajo que puedas hacer de manera remota, te vamos a decir que tienes lo mejor del mundo y que, si te apetece, desde mañana mismo podrías estar trabajando con vistas a una pradera suiza, en medio de millones de personas en una gran urbe como Tokio o quizá, para empezar, en un lugar como Italia, que no esté tan alejado de lo que has conocido siempre. No pongas límites: los sueños no deberían tenerlos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...