Los alcaldes tienen vía libre para poder cobrar impuestos por las placas solares

los ayuntamientos ate la caida de los tributos procedentes de la construcción, ha ideado un nuveo sistema recaudatorio. En este caso consiste en incrementar la base imponible del ICIO, (impesto municipal que se paga por las construcciones) las obras de colocación de las placas solares, tanto en huertos como en viviednas. Debemos de tener en centa que por ley desde hace un par de años, todas la obras nuevas deben de llevar placas, con lo que el tejemaneje para recaudar mas dinero ya está montado.

La energía obtenida de las placas solares puede ser gravada con impuestos de los ayuntamiento

La energía obtenida de las placas solares puede ser gravada con impuestos de los ayuntamiento

Aquellas épocas de compadreo entre constructores y ayuntamientos, donde todos los partidos preferían la cartera de urbanismo antes que la alcaldía han quedado en el olvido.

La recalificación de terrenos, acto descaradamente generalizado en cualquier ayuntamiento por pequeño que fuese de este país, y claro símbolo de la corrupción urbanística, ha quedado en desuso. Con lo que los ayuntamientos, morosos donde los haya, han quedado sin su mayor fuente de ingresos via impuestos (todo lo relacionado con la construcción, licencias, IBI,…).

Con lo cual se tiene que buscar una via de escape para recaudar como sea, porque no pueden recurrir constantemente a la subida de impuestos locales, porque la gente ya no da más de si. Y se les ha ocurrido lo siguiente:


Las arcas merman con rapidez, así que se está generalizando la práctica de engordar la base imponible del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) incluyendo en ella el coste de los paneles solares, entre otras cosas. Con lo que al aumentar la base imponible del impuesto,  la cuota a ingresar es mayor y por lo tanto lo que se recuada.

Pero si nos damos cuenta de una cosa, que esto se aplica a los llamados «huertos solares» es una cosa, pero que se aplique a los paneles puestos en las viviednas es otra muy distinta.

Porque desde hace un par de años, cualquier obra nueva que se acabe o se licite para empezar a ejecutarla, debe de contemplar por ley la instalación de placas solares fotovoltaicas. Con lo que es el sistema perfecto el que persiguen los ayuntamientos en su voraz afán recaudatorio: «Por un lado, obligo por ley a ponerlas en las nuevas edificaciones y por otro, tambien por ley las obras de realziarlo las puedo meter como mayor base imponible del impuesto que utilizo para recaudar, con lo que me aseguro una mayor fuente e ingresos que la actual».

Es decir, que en los edificios en los que el Codigo Tecnico de la Edificacion OBLIGA a instalar placas solares para ahorro energetico ahora resulta que no solo es obligatoria su instalacion sino que el municipio de turno cobra por ello.

Y todo ello al amparo de textos legales y leyes, para que el desfalco quede encima protegido e impune.

Si aquello de que «el que hace la ley, hace la trampa es un hecho consumado».

Pronto querrán cpbrar por dejar que llgue el aire a los domiciliso de cada uno o inckluso por el número de veces que tiramos de la cisterna contribuyendo a la «no economía sostenible».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...