Redmine, su gestor de proyectos libre

En una empresa se trabaja a diario con cantidades ingentes de información y organizar toda esa afluencia de datos es una de las tareas más arduas a las que se enfrenta la empresa moderna. Redmine es una aplicación que promete hacernos la carga más liviana en ese sentido. Se trata de un gestor de proyectos de empresa como cualquier otro, pero de código libre, con todas las ventajas que ello conlleva.

Redmine

Organigrama realizado con Redmine.

Redmine está escrito en Ruby on Rails y soporta tres tipos de base de datos: MySQL, PosgreSQL y SQLite. La principal ventaja que nos aporta es que podemos tener tanto la información asociada a un proyecto como su control de ejecución todo centralizado en el mismo programa y accesible mediante una interfaz web de uso bastante sencillo. Esta herramienta nos permite que los usuarios que acceden tengan distintas funciones habilitadas en base al rol asignado y regulado por un sistema de permisos. Ya se sabe que no es lo mismo ser administrador, jefe de proyecto o usuario raso.

Dispone también de un sistema de notificaciones via correo electrónico que sirve para mantener a todo el equipo siempre al tanto de los cambios y actualizaciones. Pero si no queremos abusar de este sistema y evitar colapsar la bandeja de entrada, también podemos hacer uso del foro privado. Además, podemos asociar un wiki a cada proyecto. Esta función nos permitirá generar y editar contenidos de forma colaborativa. El control de errores y cambios de versiones y la posibilidad de mostrar el desarrollo del proyecto mediante diagramas de gantt también son funcionalidades utilísimas de cara a mejorar la productividad.

Trabajar con Redmine es muy sencillo. En cuanto creemos nuestro nuevo proyecto y le asignemos jefe ya podremos establecer los diferentes hitos o etapas del mismo, que se verán reflejadas en el diagrama de gantt. Las tareas finalizadas se irán añadiendo al gráfico a medida que las vayamos marcando para que podamos controlar la evolución con un simpe vistazo. Además, todo proyecto dispone de una fase de ajustes, que nos servirá para descubrir errores y asignar directamente la tarea de corregirlos a un miembro de nuestro equipo.

Si aún no les acaba de convencer, pueden probar Redmine online a través de su versión demo o bien descargarlo y probarlo localmente antes de pasarlo a los servidores de la empresa. En cualquier caso no tardará en descubrir las facilidades que Redmine le ofrece a la hora de trabajar en grupo y acabará por rendirse a la evidencia.

Via| Tecnologia Pyme

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...