¿Nos encontramos ante una carrera por el control del segmento smartphone? (II)

El Palm Centro, el último teléfono inteligente (smartphone) lanzado por PalmEn el anterior artículo de esta serie presenté las que en mi opinión son las generaciones de teléfonos móviles y dejé pendiente el tema de la elección de la plataforma más adecuada para, precisamente, esta nueva entrega.

Básicamente, y según ya vimos anteriormente, en el ecosistema móvil disponemos de las siguientes opciones de sistema operativo cuando compramos una máquina:

Palm OS
– Linux
Symbian
Windows en sus varias versiones (Smartphone, Pocket PC, Mobile,…)
– Otros (propietarios o libres)

Repasémoslos uno a uno

Palm OS

Palm inició la revolución de las PDA’s y los dispositivos móviles, subió a las cimas del éxito… y se despeñó cuando Microsoft hizo su debut en el sector con la plataforma Windows CE. Y lo hizo -me atrevo a decir cómo opinión personal- solita, nerviosa por ver al gigante de Redmond, con su fama y su desparpajo para entrar «a saco» en mercados ajenos convirtiéndose al poco en su claro dominador, chapotear en la que hasta entonces había sido su piscina particular.

Palm se olvidó durante un tiempo de innovar y esto le pasó factura principalmente en el terreno multimedia y en los smartphones. Otro error de cálculo fue no promover el uso del sistema operativo por parte de otras compañías fabricantes de hardware, con lo que sin lugar a dudas se habría conseguido un parque de dispositivos superior en número a los obtenidos por Microsoft.

La desorientación se ha ido plasmando también a lo largo de estos últimos años en la estrategia empresarial de la compañía, que en determinado momento (cuando ya era demasiado tarde) decidió dividirse en dos: una para promover el uso del sistema operativo y la otra para dedicarse a fabricar artilugios de hardware. Fue un movimiento en balde: el mercado ya había sido copado por la multinacional de Redmond con una miriada de dispositivos y el apoyo de gran cantidad de compañías, lo que provocó que la confianza de los usuarios se haya desviado hacia ella. Una verdadera lástima.

Siempre he pensado que Palm OS ha sido y aún es el sistema operativo ideal para dispositivos de tipo PDA; simple, elegante, potente y con un consumo de recursos muy pequeño. Tal vez alguien pueda decir que falla en el apartado multimedia, pero además de tener que comprobar esta aseveración (que no me la acabo de creer), me gustaría saber realmente cuantos de nosotros vemos películas en la PDA o apreciamos la diferencia de calidad con un MP3 respecto a un reproductor dedicado.

La conectividad de Palm OS con aplicaciones de tipo empresarial es alta, pese a que la cerrazón de la compañía en mantener el control total sobre su sistema operativo le ha comportado que algunos productores de software no le hayan dado su apoyo y, por lo tanto, no hayan incluido compatibilidad con Palm OS en sus desarrollos.

A día de hoy, y pese a todo, los dispositivos basados en Palm OS son muy apreciados por los usuarios. El problema es el futuro.

Palm y Access comparten parte de los derechos sobre el Palm OS, y ambas están trabajando en una nueva plataforma basada en Linux que guardará compatibilidad hacia atrás con los desarrollos para el Palm OS. Pero, al ser una base nueva, con un Linux nativo y una capa de emulación sobre este, los desarrolladores tenderán a programar para el sistema Linux subyacente, y solamente existirá una fase de transición más o menos breves en que se mantengan de forma activa las viejas aplicaciones Palm.

En definitiva, mi consejo es que en el caso de un usuario particular aún puede ser factible la adquisición de un dispositivo con Palm OS (¡e incluso recomendable!), pero desaconsejaría su uso en el caso de una empresa o, por lo menos, un análisis muy meticuloso de sus necesidades. Tal vez lo mejor sería pensar en migrar para un arquitectura con más futuro y que analizaremos en la próxima entrega: Linux.

Para finalizar, y si queréis otro motivo para desconfiar (en cierto modo) del futuro del Palm OS, es el hecho que la propia Palm hace ya tiempo que fabrica dispositivos basados en su mayor rival: Windows.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...