Mi amigo y sus avances en e-comercio con Beetailer

Sigo bajo la influencia de mi amigo, el empresario más ilustre de cuantos crecimos correteando por las calles de mi pueblo, el tipo más importante que conozco. Sigue experimentando con nuevas herramientas y, para desgracia de las reuniones de colegas de fin de semana, no escatima detalles en la exposición de las enormes ventajas que tiene cada una de ellas. La última, la cual paso a exponer, asegura que va a ofrecer un sinfín de posibilidades de salida a sus productos. Como venganza, no os contaré cómo se llama ni qué vende la tienda de mi amigo -si algún día deja de ser tan exhaustivo en sus ponencias, le he prometido que le haré publicidad- pero sí que os contaré el servicio que ha contratado, el cual ha conseguido poner su entusiasmo a nivel estratosférico, una semana más.

Esta vez se trata de un servicio de e-comercio -él siempre dice e-commerce, pero significa lo mismo-. Es Beetailer, una vuelta de tuerca más a la vía creciente de tienda on-line en tu propia página de Facebook. Mi amigo ya tenía una página en la archiexplotada red social para la venta de sus productos, pero no estaba del todo satisfecho con ella. El tipo también había experimentado por diferentes vías, tales como Vendingbox, pero él ansiaba otra  tener su comercio en Facebook, y con un escaparate bien resultón.

Sus pregarias se han escuchado -siempre pasa, es un tío con suerte para el 2.0- y han sido respondidas en forma de Beetailer. ¿Que qué es Beetailer? Pues un servicio de lo más completito que permite tener tu negocio en la red social con posibilidades de interactuación real con el cliente. Para tenerlo necesitas tener ya una plataforma como Magento o Shopify, pero este servicio es independiente y se alberga totalmente en Facebook.

El servicio tiene una versión gratuita que te permite poner a la venta hasta diez productos y realizar dos promociones. Mi amigo, como es un tipo con poca paciencia, compró la versión profesional de inmediato, algo que le amplía las posibilidades hasta el infinito, y más allá. Entre otras funcionalidades, Betaailer permite gestionar elementos de marketing, espaciar las promociones y la salida al mercado de artículos, fomentar el feedback con el cliente en los comentarios… Es decir, hasta ahora, la manera más «real» de gestionar nuestro comercio virtual desde Facebook. El único fallo es que, para pagar el producto, el cliente siempre tendrá que recurrir a nuestra tienda on-line, no podrá hacerlo desde la red social, puesto que aún no tiene integrados sistemas de pago por Paypal o Visa.

Hasta el momento, Beetailer parece ser el servicio que mejor se adapta a Facebook para el «sacro» ejercicio de los negocios -lo de sacro lo extraigo del discurso de mi amigo, que a veces se pone muy solemne-. Mi amigo cita incluso a la que es CEO de la empresa, Laura Valverde, cuando dijo en Loogic que «los usuarios de Facebook esperan una experiencia de usuario diferente, incluyendo el tipo de contenidos que se les ofrece». Ese es, sin duda, su nuevo mantra. Hasta la semana que viene.

Fuente | Tecnología Pyme Loogic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...