Los que mandan en Internet

El mundo de los deportes, el de la música, la televisión, y también los negocios, claro está, tienen su propio ‘Hall of Fame’, el salón de la fama donde se reúnen, por mérito propio, todos los grandes nombres de estos ámbitos. Pero, ¿por qué no lo tiene internet? Esta es la pregunta que se debían plantear los miembros de la organización no lucrativa Internet Society: ¿cómo es que nadie ha reconocido en su conjunto la tarea de muchísimas personas que, con aportaciones técnicas o intelectuales, han contribuido desde hace algunas décadas a diseñar y expandir la red de redes hasta establecerse en la cotidianidad de muchos de nosotros? Dicho y hecho, esta misma entidad ha aprovechado la celebración del vigésimo aniversario de su fundación para comenzar a honrar todas estas personas que han escrito, antes y ahora, alguna de las líneas de la historia de internet y la web, para convirtiéndose en un medio cada vez más consolidado y, al mismo tiempo, en constante evolución.

Lo mejor de lo mejor de Internet tiene ya su reconocimiento

El Internet Hall of Fame, nombre poco original con que se ha bautizado a la iniciativa, se ha impuesto reconocer anualmente el esfuerzo de personalidades clave de todo el mundo en el desarrollo de la red. El galardón se divide en tres categorías y en esta edición inaugural se ha hecho entrar treinta y tres nombres en la ‘sala de VIP’ de internet. La primera categoría está destinada a valorar la obra de los pioneros, los visionarios que confiaron desde primera hora en el potencial de este nuevo medio y ayudaron a desarrollarlo. Figuran hasta catorce nombres, de peso indiscutible: hay Jon Postel, el mítico ‘tutor de internet’ a través de la Internet Assigned Numbers Authority (IANA), la entidad reguladora de la asignación de las direcciones IP; hay ha Vinton Cerf y Robert Kahn, repetidamente calificados de ‘padres de internet’ gracias a su contribución en el nacimiento de la red interconectada más temprana, el uno, y en el diseño de los protocolos y la arquitectura de internet, el otro.

En la segunda categoría del Internet Hall of Fame se ha distinguido personajes por su grado de innovación y por los ‘avances tecnológicos, comerciales o políticos que han ayudado a ampliar el alcance de la red’. En este caso son diez, los premiados, entre los que se destacan Brewster Kahle, fundador y director del Internet Archive, una biblioteca digital libre que tiene archivados millones de documentos de la World Wide Web (WWW); y un nombre tan sorprendente en la lista como polémico, el del ex vicepresidente estadounidense Al Gore, ‘por su papel clave en la aprobación de leyes que consolidaron la expansión y la popularización de internet ‘.

La tercera y última categoría se dirige a las personas que han participado, de una manera u otra, a hacer estallar mundialmente las redes. Entre los diez premiados de este año no podía faltar Tim Berners-Lee, el inventor del WWW y de la web hace veinte años en un laboratorio del CERN de Ginebra. Como tampoco Ray Tomlinson, el creador del email y, por tanto, la persona que optó por un símbolo en desuso en los teclados, la arroba, como identificador de las direcciones electrónicas. Entre los ‘fomentadores’ galardonados también se encuentra el finlandés Linus Torvalds, detrás del núcleo del sistema operativo abierto Linux, y Mitchell Baker, portavoz de la fundación Mozilla, desde donde se promueven aplicaciones web de código abierto tan exitosas como el navegador Firefox.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...