El negocio sigue estando, más que nunca, en Internet

«El pequeño comerciante es pequeño por qué quiere». Simplemente porque con Internet se abren unas puertas que hasta ahora no podíamos abrir. Nadie se imagina qué puede hacer Internet por una empresa, grande o pequeña. Y es que en Internet nos podemos encontrar «empresas pequeñas», que hayan vendido por toda España, Canarias, Melilla y Londres, y con muchos presupuestos millonarios con países sudamericanos. La pregunta pertinente es… ¿Qué tienda pequeña (de menos de 5 trabajadores) de su pueblo ha podido hacer esto?

Internet ha permitido abrir puertas que jamás hubiéramos imaginado

Querer es poder. Simplemente se ha de entender cómo funciona Internet y caminar en este rumbo. Lo difícil es hacer entender a la gente cómo funciona Internet, porque a todos nos gustaría que funcionara de una manera y adaptarla a nuestras necesidades, pero es al revés… somos nosotros que nos tenemos que adaptar a su manera de funcionar. El pan de cada día cuando se hace una web es que el cliente te explica que quiere en la portada su logo, escoger un idioma y entrar en la web… Esto ya ha cambiado, porque la página principal es la más importante del site y es la que debe tener más contenido en texto para Google. Esto es sólo un ejemplo de lo que intento explicar. Todo ha cambiado desde Google.

Hoy que todo el mundo habla de internacionalización, si queremos que nuestros productos nacionales salgan al extranjero, debemos confiar más que nunca en este medio. Y es que también es aconsejable seguir los sabios consejos del genio Albert Einstein: «Para obtener resultados diferentes haz algo diferente». De modo que, aparte de seguir dando los servicios de siempre en la empresa, muchos deciden tirar adelante nuevos proyectos que aporte algo más, creándolos desde el punto de vista de Internet.

Otro camino hacia el éxito en el comercio electrónico es pensar en ofrecer los productos que la gente busca, no los productos que nosotros queremos ofrecer, y este es el secreto. Tampoco hay que pagar por salir el primero, no hay que hacer trampas para salir el primero. Simplemente tenemos que hacer las cosas bien.

El siguiente paso de cambios en la empresa pasa por gestionar publicidad online y reproducirla en versión 2.0 a través de tótems o puntos de información, y aquí hay varios proyectos para dar soluciones a problemas concretos. No intentamos cambiar las normas de Internet: caminemos con las normas establecidas por su propia naturaleza para alcanzar el éxito.

Foto: Wonderlane

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...