Adaptarse a los nuevos tiempos tecnológicos

Llevamos un tiempo describiendo y tratando desde sus diferentes vertientes todo aquello que tiene que ver con las nuevas tecnologías informáticas que nos abren un nuevo mundo de posibilidades y ya han cambiado la forma en que millones de personas nos comunicamos. La santísima trinidad que hace esto posible está formada por las conexiones de datos HSDPA (Padre), los dispositivos móviles de cualquier tipo (Hijo) y finalmente la nube, como concepto y también encarnada en el sinfín de aplicaciones que se sirven de ella (Espíritu Santo). Como ven, se pueden hacer comparaciones trinitarias con casi todo, pero en este caso nos viene muy bien la metáfora ya  que cada una de las puntas del tridente son puntales básicos de la nueva era comunicativa a cuyos inicios asistimos.

apps

Los smartphones y sus apps han cambiado la manera en que nos comunicamos con los demás y el uso que hacemos de Internet. En un futuro cercano la mayoría de las conexiones serán de este tipo.

Y como bien dice el refrán, nuevos tiempos, nuevas costumbres. En lo que respecta al ámbito empresarial, no son pocos los cambios que deberían ponerse en marcha para exprimir al máximo estos nuevos canales de comunicación con el cliente, como ya apuntamos en otro post, pero debemos ser conscientes de que Internet es un mundo muy rápido y muy cambiante, y así pues, lo que hoy funciona, mañana puede estar obsoleto. Para muestra un botón. Dijimos que era importante tener una web cómoda, accesible y adaptada también a los nuevos dispositivos, y es cierto, pero quizás esto sea sólo una parte. Porque si queremos asegurarnos la máxima c0modidad del usuario de smartphones, lo que de verdad deberíamos plantearnos es crear nuestra propia aplicación multiplataforma y hacerla disponible en todos los mercados de apps, ya se sabe, AppStore, Android Market, Marketplace, etc.

De hecho hay estudios que apuntan que en un futuro no demasiado lejano la mayor parte de las conexiones a Internet se realizarán desde teléfonos inteligentes o dispositivos móviles en general, cosa que no debería sorprendernos visto lo visto,  pero además las conexiones a través de apps superarán con creces a las conexiones directas a través del tradicional navegador. Por eso, si queremos aumentar las posibilidades de nuestro negocio en Internet, resulta sumamente importante que segmentemos el mercado y ofrezcamos siempre las aplicaciones e interfaces de ventas más apropiados para cada tipo de terminal. Esto es especialmente útil a la hora de introducir publicidad igualmente segmentada y por tanto más eficaz. No deberíamos, por ejemplo, intentar vender una funda para iPhone a aquel que tiene una Blackberry o un Samsung Galaxy.

Apuntábamos también que conviene estar atento en todo momento a los nuevos canales de venta que puedan surgir. Algunas empresas pioneras ya ofrecen la posibilidad de comprar via Twitter, mediante el intercambio de unos pocos ‘tweets’. Pues bien, ahora también se puede comprar a través de Whatsapp. Esta es la apuesta de una empresa de aceite de oliva de Jaén para recibir sus pedidos, cosa que nos viene a decir que se puede vender casi cualquier cosa desde casi cualquier plataforma. En este caso además, con bastantes posibilidades de éxito, puesto que Whatsapp es aún más directo si cabe que Twitter. ¿Quiere decir esto que debamos ofrecer siempre nuestro producto a través de todos los canales posibles? No, tampoco es eso, pues corremos el riesgo de realizar una inversión en una tecnología y que después no tenga el éxito previsto o que no se ajuste bien a nuestras necesidades específicas. Pero como mínimo debemos estar al día de todas las nuevas ideas en este campo para poder elegir cuál se ajusta mejor a ellas.

Por otra parte, nunca está de más ajustar nuestro mensaje las características de los nuevos sistemas comunicativos. Un caso muy ilustrativo es el del correo electrónico, con el que ya sucede lo que acabará por ocurrir a todos los niveles; hoy una gran parte, si no la mayoría del correo electrónico se lee a través de móviles, los cuales no disponen de conexión wifi en todo momento, por tanto eso debería cambiar la manera en que hasta ahora escribíamos mails. O lo que es lo mismo, tener en cuenta que las tarifas de datos son limitadas, por tanto si enviamos adjuntos deberían estar comprimidos o bien ocupar el mínimo espacio posible. Otro tanto de lo mismo con respecto a las imágenes, y además deberíamos considerar que no todos los usuarios estarán viendo la foto que enviemos, por tanto ayudaría bastante que la describiéramos en el mensaje, aunque los adjuntos vengan a completar la información.

En definitiva, pequeñas y grandes cosas que no podemos pasar por alto si pretendemos tener éxito en el inmenso mundo del ciberespacio. Al final todo se resume en la te0ría de la evolución darwiniana; aquel que esté mejor adaptado al medio será el que al final logre sobrevivir.

Imagen| Ricardo Bernardo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...