Abonados a la copia…

Los departamentos de comunicación y medios tradicionales se encuentran inmersos en una época de pruebas a nivel digital en busca de un modelo que les garantice seguir siendo necesarios para una comunidad. Los medios están atentos y actúan para incorporar herramientas digitales, estar presentes en nuevas plataformas, interactuar en las redes sociales y estudiar qué tienen que ofrecer y cómo deben hacerlo para dar servicio a los ciudadanos.

La comunicación es el ámbito que más se ha enfrentado a grandes cambios

Lo cierto es que el método más utilizado por los medios para buscar modelos de éxito es copiar. Copiar es la fórmula más económica que existe y permite adoptar modelos de éxito para llevarlos a la práctica. Copiar permite a los medios competir por ver quién ofrece el mejor servicio, quien aporta la información más necesaria -a través de un canal, de un nuevo medio, de una nueva herramienta- para que los ciudadanos tengan criterio sobre un tema.

El principal inconveniente que encuentro en la adopción del sistema de copiar como método de actuación es que a menudo los medios tradicionales copian pero se olvidan de construir, de definir los objetivos que quieren conseguir. En este sentido, considero que hay una tendencia peligrosa que se basa en querer estar presente en todo; lo que se dice a veces que dispare todo el mundo y después ya evaluaremos los resultados.

En este sentido, por ejemplo, si observamos las estrategias de los medios vemos que las estrategias sobre quién aporta contenidos a un perfil de la empresa en Twitter es variado: hay medios donde lo hace una mayoría de los profesionales, en otros un equipo concreto. Aún se desconoce si es más beneficioso que todos los profesionales de la comunicación aporten contenidos o si es mejor que en una primera fase lo hagan aquellos que tienen más conocimientos sobre las herramientas 2.0.

Buena parte de las dudas aparecen porque un medio de comunicación debe definir los objetivos que quiere alcanzar en cada una de las acciones que lleva a cabo cuando incorpora una herramienta digital, apuesta por estar presente en una nueva plataforma o interactúa en una red social. Tener claros los componentes del objetivo permite comunicar a los profesionales y trabajar para que todos los comparta. Conseguir que los objetivos del medio sean claros significa que se sabe qué se quiere hacer, lo que permite explicarlo con facilidad y conseguir que los objetivos del equipo de trabajo estén alineados con los de la empresa. Este es el primer paso para el éxito.

En estos momentos, lo más apasionante de todo es que los profesionales pueden participar del proceso de definición del modelo que debe permitir a los medios tradicionales continuar siendo un referente útil para la sociedad. Los periodistas tenemos que ver y vivir esta época como la oportunidad de participar en una época que definirá un nuevo modelo de comunicación. Para ello se necesita formación, en primer lugar, y capacidad para llevar a la práctica iniciativas que, a partir del ensayo-error, ensayo-error…, nos lleven al ensayo-éxito.

Foto: BiblioArchives / LibraryArchives

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...