Vuelve la Champions al Bernabéu

El nuevo formato de la Champions League en el que los octavos de final se dividen en dos tandas, espacian tanto los partidos que ya casi ni nos acordamos de cuál fue el resultado encuentro de ida. En el Real Madrid, sin embargo, tienen anotado el gélido 1-1 con el que volvieron de Moscú hace tres semanas. Y aunque las cosas les van que ni pintadas en liga y figuran como favoritos para esta Champions en las casas de apuestas, los de Mourinho no se fían. La competición ha dado muestras en estos últimos días de que los favoritismos solo sirven para provocar un sonrojo mayor cuando te dan un revolcón (casos de Olympique de Lyon e Inter de Milán).

Esta noche vuelve la máxima competición al Bernabéu y Mourinho no quiere dejar ni un cabo suelto. En la rueda de prensa de ayer, sin embargo, lo último de lo que apetecía hablar era de rival, el CSKA de Moscú. Y es que aprovechando que ante los micrófonos estaban el entrenador portugués y la joya de la corona madridista -un encrestado Cristiano- de la rueda de prensa se aprovechó todo, como en un pata negra.

Abundaron las comparaciones con el Barça. Cristiano aseguró que fueron «buenos para el fútbol» los cinco goles de Messi en el pasado encuentro de Leverkusen, también eludió hablar del manido tema de los árbitrosambos equipos parecen haber firmado una tregua momentánea-, y confesó sentirse «acariñado» (¿?) por el público del Bernabéu en los últimos partidos. Bien por la presencia de su jefe en la silla de al lado o por el aura paternal que tiene Mourinho con sus chicos, Cristiano esbozó una sonrisa con aire de enamorado cuando afirmó que Mourinho se quedará con ellos el año que viene.

A su lado, el ténico escuchaba los elogios con cara de póker.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...