Vía libre a los hispabonos

El Gobierno da vía libre a la emisión de ‘hispabonos’. La medida podría apaciguar la presión de deuda de las Comunidades Autónomas, aunque probablemente coarte su independencia financiera.

El Gobierno está decidido a atajar el problema del déficit como sea, y para ello no duda en buscar soluciones hasta la fecha insólitas, como los préstamos a los ayuntamientos (co interés y a condición de restricción de déficit) y ahora la emisión de ‘hispabonos’, una medida destinada a solventar los problemas de deuda de las Comunidades Autónomas, cuya rentabilidad roza en muchos casos la del bono basura. El Ejecutivo se plantea seguir adelante con dicha iniciativa, con la que podría emitir títulos de deuda pública de las Comunidades Autónomas con aval y control del Estado.

Claro está que la situación de las Comunidades no es para tirar cohetes. Muchas administraciones entidades, ahogadas por el déficit, deberán ajustar más la cuentas para cumplir con sus objetivos de 2012, para lo cual les es cada vez más difícil acudir a los mercados financieros. Como consecuencia, la rentabilidad y la prima de riesgo se disparan. Para muestra un botón. Cataluña y la Comunidad Valenciana, aunque con niveles de endeudamiento muy diferentes, acumulan una prima de riesgo de 800 y 900 puntos respectivamente. En Catalunya, el bono se sitúa a 407 puntos básicos por encima del bono español en un plazo de nueve años y 779 sobre el alemán.

Sede del Banco de España

La voluntad del Gobierno es que se vayan ajustando poco a poco las rentabilidades gracias a la fórmula del hispabono, el cual provocaría una fuerte rebaja de los costes de financiación para las autonomías, cifrada según fuentes oficiales en 1.000 millones de euros. Y es que a la desconfianza generada a partir del elevado déficit de las comunidades autónomas ha hecho mella en la confianza depositada hacia los inversores. La Comunidad Valenciana cuenta con una calificación similar a la del bono basura.

Sin duda alguna, los hispabonos podrían servir para apaciguar la difícil situación financiera que tienen que soportar muchas Comunidades Autónomas endeudadas, aunque podrían acogerse a dicha fórmula el conjunto de las administraciones. La pregunta es ¿cuál es el verdadero coste de dicha medida? Sobre el papel, la medida, como anuncia el ministro de economía, Luis de Guindos, ayudará sensiblemente a colmar las necesidades de financiación de las comunidades sin cargar a tipo de interés. En la práctica, la medida podría ser un arma de doble filo que podría estar condicionada a restringir todavía más el déficit de las autonomías. Todo dependerá de la letra pequeña.

Foto: uis García (Zaqarbal) en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...