Una ONG revela la implicación de 54 países en las detenciones ilegales de la CIA

Según los últimos informes, al menos 54 países colaboraron con las detenciones ilegales de supuestos terroristas, impulsado por la CIA.

Los últimos informes denuncias abusos a los derechos humanos con presuntos acusados de terrorismo

Según el documento de la Iniciativa de Justicia de la Sociedad Abierta (OSJI), al menos 54 países colaboraron con el programa secreto de detenciones ilegales de supuestos terroristas de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Según los autores del estudio, pese a que después del nombramiento del presidente Barack Obama éste rechazó la tortura, el decreto “no repudia” estos métodos ni ha dispuesto medidas preventivas para que no tengan lugar.

El informe denuncia que la Administración de George W. Bush se fue al “lado oscuro” para enfrentar el terrorismo internacional. Según el estudio, el Gobierno republicano autorizó un gran número de violaciones de los derechos humanos dejando de lado las leyes internacionales y las estadounidenses.

Sin embargo, la responsabilidad de estos hechos no se reduce a Estados Unidos: las detenciones secretas y las “rendiciones extraordinarias” no podían haberse ejecutado sin la “participación activa” y secreta de los Gobiernos extranjeros que colaboraron con la CIA. La rendición extraordinaria es el término que se utiliza en EEUU y en el Reino Unido para la detención ilegal, el interrogatorio y el traslado a otros países de las personas sospechosas de terrorismo.

El estudio muestra los casos de 136 personas que recibieron estos abusos y denuncia que actualmente no puede conocerse el verdadero alcance de estos hechos ni la cantidad total de las víctimas, ya que el secretismo del Gobierno de EEUU y la mayoría de sus socios fue total.

Además, la OSJI reprocha a los tribunales estadounidenses que no hayan atendido a las víctimas de las prácticas ilegales, como el rechazo de la denuncia de Maher Arar, un ciudadano canadiense nacido en Siria que fue torturado en su país de nacimiento, basándose en que la intervención judicial no era apropiada en casos relacionados con la seguridad nacional. Canadá se disculpó ante Arar, pero es el único país que ha aceptado su culpa en este proceso.

En Europa, 17 países de la UE, entre los que se encuentra España, colaboraron con el programa de detenciones ilegales. La supuesta implicación de España en este suceso consistió en permitir durante 2003 y 2004 el uso del espacio aéreo y aeropuertos a vuelos que se relacionan con estas operaciones de la CIA. El vuelo que llevó Jaled El Marsi, ciudadano alemán, el 23 de enero de 2004 a un centro de detención en Afganistán, partió desde Palma de Mallorca. El Parlamento Europeo publicó un informe en 2007 en el que se revelaban 68 escalas de este tipo de transporte en aeropuertos españoles.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...