Una mirada distinta a la persona de Franco

‘La naturaleza de Franco’ es una mirada distinta a la vida del dictador escrita por su nieto Francis Franco. Publicada por La esfera de los libros esta obra, igualmente criticada y aclamada ha levantado la polémica al presentar aun general franco muy distinto al que estamos acostumbrados.

Es uno de los personajes más controvertidos de la historia de España, uno de los que levantan más polémica. Su nombre hace estremecerse a miles de personas en nuestro país y devuelve la memoria de una época en la que España estaba dividida en dos bandos y en la que el país estaba sumido en una dictadura. Hablamos de Franco, conocido como el Caudillo cuya biografía, escrita por su nieto Francisco Franco Martínez Bordiú acaba de publicar la editorial La Esfera de los Libros.

Franco en uno de sus actos oficiales

‘La naturaleza de Franco. Cuando mi abuelo era persona’ es el retrato de un Francisco Franco distinto al que los españoles están acostumbrados. Una imagen, la que nos proporciona su nieto, que se pretende, tal y como el autor explica en el prólogo,  “corregir o sembrar la duda sobre tantos tópicos que, sin que nadie se haya tomado la más mínima molestia de contrastarlos, y que con mayor o menor buena fe, han contribuido al efecto ventilador de las calumnias vertidas sobre mi abuelo y su familia, que también es la mía”.

A lo largo de 328 páginas, Francis Franco rompe su silencio y habla por primera vez de los aspectos más íntimos y desconocidos del entorno familiar que rodeaba a Franco, con el que mantenía una especial relación de afecto.Era un abuelo atento y cariñoso. Era mi compañero de caza y pesca, mi mentor, mi amigo. Le quise más que a mi padre”, asegura.

El nieto del Caudillo nos presenta a un hombre “ecologista, amante del mar y del campo y cuya “pasión por la naturaleza ocupó un lugar primordial en su vida”. Un hombre al que no le temblaba la mano a la hora de firmar terribles condenas y de gobernar con mano dura el país pero que , según el autor, “podía pasarse horas discutiendo sobre cuál era el mejor carrete para pescar los atunes, o sobre si ese era tal o cual pájaro, o sobre el ciclo vital de la anguila. Cada tarde, después del café, se encerraba un rato a pintar”.

Un documento único, controvertido, necesario, en el que podemos ver a Franco jugando al mus con sus amigos, cazando cachalotes y ballenas, filmando bailes de flamenco en Nochevieja o tratando de atisbar el “rayo verde” desde la cubierta del Azor. Una obra que ha sido igualmente alabada y criticada y que nos muestra a un hombre que, quizá de manera profética, siempre empezaba a contar sus recuerdos bajo la coletilla  “Cuando yo era persona…”.

Fuente: La esfera de los libros

Imagen: Wikimedia por Archivo Fotográfico de la Universidad Autónoma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...