Una empresa gaditana promueve el uso de fibra de carbono en vehículos para reducir peso y contaminación

Carbures amplia su mercado para que el sector automovilístico también se beneficie de las propiedades de la fibra de carbono.

carbures

La empresa gaditana Carbures es la representación española en el proyecto Intercar (Intelligent Integration of Carbon fiber in Automotive), que promueve la incorporación de la fibra de carbono en las piezas de los automóviles, con el fin de fabricar coches más ligeros que consumirán un 25% menos de combustible y mucha menos batería, en el caso de los eléctricos.

Carbures lleva años creando piezas de carbono para la industria aeronáutica con plantas en España y Estados Unidos. Sumarse a este programa amplia sus miras y aporta a su empresa una perspectiva diferente que colaborará a una reducción considerable de la contaminación, pues si el coche pesa menos quemará menos combustible y, por tanto, producirá menos gases nocivos. La empresa nacida en la Universidad de Cádiz tiene más proyectos en referencia al sector que respalda Intercar, pues tras abrir una nueva planta en Jerez el pasado septiembre, anticipó otro proyecto con la inauguración de una nueva superficie centrada en el negocio del automóvil en noviembre. Se comentó que la idea empezaría a cobrar forma el próximo año, cuando decidirían finalmente su localización. Incluso el director, Carlos Guillén, admitió haber visitado los terrenos que Visteón dejó en el Puerto de Santa María tras el cierre, pero al final el lugar definitivo fue más al Norte. En concreto en el Burgo de Osma, en la provincia de Soria, donde han invertido un total de 12 millones de euros.

La compañía gaditana continúa un camino de progreso y éxito, sobre todo tras su salida, en los últimos meses, al Mercado Alternativo Bursatil para pequeñas y medianas empresa. Desde su nacimiento en 1999 han logrado implantarse en Estados Unidos y en China. A pesar de su expansión, Guillén apuesta por la bahía de Cádiz como zona de oportunidad de negocio. “Confiamos en esta zona como una oportunidad para invertir y esperamos poder seguir creciendo desde aquí”, añadió.

No obstante, la situación económica en España no beneficia demasiado a las nuevas iniciativas. Carbures mira hacia el futuro y espera participar en nuevos proyectos o promoverlos. El último en Jerez producirá piezas de más de siete metros para Airbus, su nueva oficina técnica en China está desempeñando hasta el momento una gran labor de planificación y la planta automovilística de Soria. Sus objetivos son grandes, y su ambición aún mayor. La compañía espera facturar 25 millones de euros en 2016, respecto a los ocho de 2012.

Con vistas a secundar las iniciativas de cualquier empresa que trabaje en beneficio personal, lógico, y sobre todo del medio ambiente, deseamos a Carbures más éxitos y logros en su carrera profesional. Siempre es una buena noticia que empresas españolas colaboren con iniciativas que respalden la solidaridad ambiental, como el Intercar.

Vía / El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...