Un nuevo certificado escolar para motivar a los alumnos de secundaria

La maduración de la actual Educación Secundaria en España ha llevado al gobierno a plantearse la introducción de nuevos certificados intermedios que reflejen la escolarización de los alumnos que abandonan sus estudios de la E.S.O.

La visión útopica de una educación obligatoria hasta los 16 años se está corrigiendo sobre sí misma, vistas las dificultades que muchos alumnos tienen para asimilar el nivel básico de la secundaria, tanto por dificultades de aprendizaje como por desinterés. Es por ello que se han introducido algunos cambios significativos, sobre todo en cuanto a la evaluación y el acceso a la educación superior se refiere. Lo más llamativo de esta reforma es la introducción de un certificado oficial de escolaridad, cuya función será la de justificar que un alumno ha estado escolarizado hasta el final de la E.S.O (hasta los 16 años), habiendo adquirido unas competencias básicas, aunque al final de esta enseñanza secundaria no haya llegado a conseguir su título oficial.

El abandono escolar es uno de los grandes males del sistema educativo español

Este certificado tendrá validez oficial en toda España y su objetivo es que el alumno, tras abandonar sus estudios, no tenga que repetir exámenes o asignaturas que ya haya aprobado si en el futuro se plantea retomar su formación accediendo a ciclos de formación profesional de grado medio (CFGM). En cualquier caso, esto último dependerá de cada una de las Comunidades Autónomas.

Además, en la misma E.S.O se van a articular tres vías formativas. Una de ellas irá encaminada al Bachillerato de letras, otra al científico y una tercera, que es la novedad, estará destinada a aquellos alumnos que prefieran continuar con una formación profesional de grado medio, al margen del Bachillerato.

Por otro lado, se ha propuesto una iniciativa cuya finalidad será flexibilizar el acceso a la formación profesional. A través de un curso puente, los que hayan obtenido un título de grado medio podrán acceder a un grado superior sin tener que pasar por los dos años de Bachillerato actuales. En este sentido, se reservará entre el 20 y el 30% de las plazas para este tipo de pasarelas.

Las asociaciones de padres y los sindicatos de profesores consideran que estos cambios son positivos, aunque en su opinión llegan tarde y podrían ser mayores. Estamos ante una rectificación de algo que ya se veía venir, de los 14 a los 16 años es muy difícil reunir en un mismo lugar a alumnos que tienen interés por los estudios y a alumnos que están por obligación. A esas edades, los padres y los profesores tienen dificultades para motivar a sus hijos adolescentes.

Hasta la llegada de la E.S.O, un alumno de 14 años que se hubiera sacado la EGB y que no quisiera continuar sus estudios, ya disponía del famoso ‘Graduado Escolar‘ que le permitía ir incorporándose al mercado laboral como aprendiz y, posteriormente, bajo un contrato. En la actualidad, este tipo de alumnos que no quieren estudiar o que no se ven capaz de aprobar la E.S.O, se encuentran sin titulación alguna, casi sin formación y ante unas horribles perspectivas laborales.

Foto por sergis blog en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...