Tres grupos españoles reprueban el examen de la banca

De los cuatro grupos financieros de Europa que no llegaron al Tier 1, tres son españoles. Si bien la Banca Cívica tendría su situación resuelta y las otras dos entidades aseguran que podrán llegar al porcentaje requerido, el gobernador del Banco de España les exigirá que expliquen cómo lo harán. Se especula que deberán recurrir a préstamos del FROB con una alto interés.

Son mayoría los expertos que consideran positivos los resultados de las pruebas de stress financiero y están conformes con los criterios aplicados en las mismas. Tan solo cuatro grupos de cajas no llegaron al Tier 1, o seal el 6% de solvencia que se consideraba necesario para afrontar la peor de las situaciones previstas, que estadísticamente, en la realidad solo tiene un 0,5% de probabilidades de ocurrir.

euros

Serán altos los intereses de la recapitalización

En este campo de estudio las entidades quedarían en la siguiente situación: Diada (Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa) con una solvencia de 3,9%; Unnim (Sabadell, Terrassa y Manlleu), con un ratio de solvencia del 4,5%; Espiga (Caja España y Caja Duero), con un 5,6% y Banca Cívica (Caja Navarra, General de Canarias y Municipal de Burgos) con el 4,7%, y quedó suspendida Cajasur, pero es irrelevante ya que fue absorbida por BBK que está sobrada de capital.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aseguró que los depósitos no corren riesgos de ningún tipo pero, no hay garantías de que no los vayan a tener en el futuro.

Será necesario que las entidades que no lleguen al 6% de solvencia, deban pedir el capital necesario para alcanzar los niveles requeridos, según acordaron los ministros de economía de la Unión Europea. Diada, Banca Cívica y Espiga, que son las entidades españolas que no alcanzaron el nivel, deberán pedir entre todas 1.835 millones de euros.


La Banca Cívica, al mando de la Caja Navarra, no perdió el tiempo en ponerse en acción y anunció un acuerdo con JC Flowers, un fondo de capital de riesgo de origen norteamericano, que invertirá 450 millones en deuda convertible en acciones de la Banca. De ser exitosa la operación, esta entidad no necesitará recurrir a la ayuda del Estado. Es llamativo del caso de la Banca, que por provenir de una muy buena situación de capital, no necesitó el apoyo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), pero sus porcentajes de ratio bajaron debido la crisis de deuda pública, el PIB y el derrumbe y morosidad de la vivienda.

Resta saber cómo van a capitalizarse las otras entidades, que necesitan 1.429 millones más. Todas han dicho tener recursos para hacerlo teniendo en cuenta la ley de cajas y también cuentan con plusvalías de fusión, sin embargo Fernández Ordóñez les exigirá la presentación de un plan explicando la forma en que lo harán.

La opinión generalizada en el mercado es que deberán recurrir al FROB, con quien ya están endeudadas con un interés anual del 8,05%, que no es poco para los tiempos que corren. Entonces, los intereses a pagar por año, por las entidades, serán: para Caixa Catalunya 183 millones y para Unnim, 650 millones de euros.

Comentó un experto que «CCM y Cajasur han salido adelante con préstamos a fondo perdido de 2.475 millones y de 392 millones respectivamente para la morosidad. Lo habitual en estos casos. El 8% es una soga al cuello”.

Por cuestiones políticas los tres grupos no podían formarse con cajas que no fueran de la misma región y esto provocó una sumatoria de riesgos cuyas consecuencias se están pagando.

Fuente: El País
Foto: Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...