Tras «Indignáos» Stephane Hessel publica «Comprometeos»

Indignáos (Destino) fue, contra todo pronóstico, el libro más vendido del pasado Sant Jordi. Un pequeño manual en el que el filósofo francés de 94 años, Stéphane Hessel, insta a la juventud a reaccionar ante la crisis económica y el rumbo que parece tomar el mundo. La indiferencia, la resignación o la apatía, para Hessel, son el enemigo de las generaciones presentes. Aún no habían acontecido las manifestaciones asociadas al 15-M, pero lo cierto es que Indignáos se convirtió con celeridad en un auténtico éxito de ventas y en libro de cabecera para muchos miembros del movimiento de protesta. Y parece que pretende seguir con su estela.

Mural en homenaje a Stéphane Hessel.


La segunda parte se llama Comprometeos. Conversaciones con Gilles Vanderpooten (Destino) y podemos decir que está escrita a cuatro manos. Además del propio Hessel, que pone su sabiduría al servicio de los lectores, éste conversa con el joven escritor y activista político Gilles Vanderpooten, de 25 años, en lo que supone que es una llamada a la acción tras la indignación. El compromiso del que hablan los autores en el título tiene que ver con ir más allá de la reflexión para afrontar retos globales como la democracia, la justicia social o la ecología.

Y, si todos los ejercicios de escritura compartida son interesantes por las relaciones que se derivan, lo cierto es que Hessel y Vanderpooten se encuentran separados por siete décadas, pero aún así sus diálogos consiguen confluir en una misma dirección. La de la resistencia, la sostenibilidad, las alternativas y lo que ellos llaman ‘la injusticia cercana’. «Creo que es preciso indignarse, sobre todo los jóvenes. ¡Y resistir! Resistir supone considerar que hay cosas escandalosas a nuestro alrededor que deben ser combatidas con vigor. Supone negarse a dejarse llevar a una situación que cabría aceptar como lamentablemente definitiva» afirma Hessel para ADN.

Stéphane Hessel fue uno de los redactores de la Declaración Mundial de los Derechos Humanos en 1948, tras haber sido miembro de la resistencia francesa durante la II Guerra Mundial y sobrevir al exterminio nazi. No obstante, y pese a vivir en primera persona algunos de los pasajes más importantes de la historia moderna, no se considera un gurú que pueda resolver todos los problemas. Así lo señala él mismo para EFE: «Los viejos dentro de poco no estaremos aquí y será necesaria una renovación, que puede acabar siendo una repetición de las dificultades que hemos conocido, o una nueva manera de concebir la democracia de manera práctica«.

Foto por Abode of Chaos en Flickr

Foto portada: cubierta del libro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...