«Torturas y asesinatos sistemáticos» en Siria según un informe internacional

Durante los más de tres años que dura la guerra civil en Siria, los rebeldes junto con algunos organismos de ayuda humanitaria han denunciado los abusos y torturas cometidos por el régimen de Al Asad. Ahora se publica un informe en el que, gracias a un desertor militar, se documentan más de 10.000 ejecuciones llevadas a cabo desde que empezó el conflicto.

Tres fiscales internacionales han realizado un informe a petición de Catar, uno de los principales aliados de los rebeldes sirios, en el que afirman que en el país se está llevando a cabo una represión brutal en la que se suceden los asesinatos y la tortura sistemática a los opositores de Al Asad.

Según los datos que revela este documento, al que han accedido el periódico británico The Guardian y el canal de noticias CNN, y que se basa en miles de fotografías y archivos, habrían sido ejecutados más de 10.000 detenidos desde que comenzara el conflicto en 2011. Las aberraciones que se detallan en el informe, calificadas como «un ejemplo clásico de crímenes contra la humanidad», recogen todo tipo de torturas como descargas eléctricas, desnutrición o estrangulamiento. Este es, además el informe judicial más exhaustivo realizado hasta ahora en el conflicto sirio, ya que aporta una gran cantidad de información documental.

La mayoría de las imágenes han sido proporcionadas por un desertor de la policía militar siria que fotografió miles de cadáveres que ponen de manifiesto las crueldades cometidas por el gobierno de Damasco. Entre las más de 30.000 imágenes aportadas, la mayoría de ellas de enorme crudeza, aparecen cuerpos esqueléticos que evidencian una inanición extrema, heridas que los investigadores atribuyen a palizas y torturas, y marcas de estrangulamiento en los cadáveres. El desertor, apodado «César», era el encargado de fotografiar en un hospital sirio a las víctimas y realizar los informes médicos en los que se declaraba que las víctimas habían fallecido por «fallos cardíacos» o «problemas respiratorios», para después enterrarlos en zonas rurales sin dejar que las familias vieran los cadáveres.

Este documento ha sido enviado a la ONU, así como a otros organismos internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional que ya denunció la situación que se estaba viviendo en Siria desde que empezó el conflicto hace más de tres años.


Salil Shetty, el Secretario general de Amnistía Internacional (AI) ha pedido a los líderes políticos de Europa que ejecuten una política de fronteras que garantice la protección de los migrantes y refugiados de los países en guerra, así como un incremento de permisos de asilo a los sirios. Según los datos de la organización humanitaria aproximadamente 2,3 millones de sirios han abandonado el país y tan sólo 12.000 se encuentran en suelo comunitario, lo que parece una falta de solidaridad por parte de la comunidad internacional.

Fotos: Wikipedia y FreedomHouse

Fuentes: RTVE y Eldiario.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...