Spotify, segunda fuente de ingresos para las discográficas

Mientras algunos claman al cielo con teorías sobre la muerte de la industria musical, las nuevas formas de distribuirla y acercarla al gran público muestran un óptimo estado de salud. Es el caso, sin ir más lejos, de Spotify, el servicio de música en streaming que ha desbancado al reproductor de Windows en centenares de ordenadores. Disponible sólo en España, Finlandia, Francia, Noruega, Países Bajos, Reino Unido y Suecia, ya ha logrado convertirse en la segunda fuente de ingresos para las discográficas en Europa. Así lo informa un reporte de IFPI del que se ha hecho eco la web Alt104o. El informe también indica que en Noruega y Suecia este servicio de música digital es el segundo más usado, sólo por detrás del iTunes de Apple. Un crecimiento relacionado con que en estos países existen acuerdos con el proveedor de internet para que el usuario, si lo desea, pueda abonar el importe de la ‘premium’ junto con la cuota que paga al operador.

Spotify para 'smartphones', el walkman del siglo XXI

En líneas generales, la venta de música digital creció en 2010 un 87,5% en relación al 2009 Pero eso no es nada comparado con el incremento de los servicios de suscripción, que han aumentado sus ventas en un 1.400%. De este modo, y a pesar de que los datos económicos de Spotify del pasaso año no eran muy optimistas, se demuestra que el camino que está siguiendo esta alternativa musical es el correcto. Y es que las pérdidas registradas en 2009 no influyeron en el aumento en el número de usuarios, que pasó del millón a los siete millones en doce meses.

Todo ello está alentando la llegada del servicio a otros países. Sobre todo, a Estados Unidos, una de las prioridades de la compañía y que ya lleva cierto retraso. Según algunas fuentes, Apple (iTunes) podría tener cierta responsabilidad en la desconfianza de las discográficas norteamericanas, reacias a unirse a este servicio y principal impedimento para que Spotify cruce el charco. Temen perder dinero y por eso ya hay voces que apuntan que el servicio en Estados Unidos será exclusivamente de pago, ya sea en las versiones Premium o Unlimited.

Aunque el camino es largo y aún quedan muchos escépticos por convencer, el modelo funciona. La música no ha muerto y sigue generando ingresos. El único secreto es adaptarse, renovarse y dejar que las nuevas generaciones e ideas tomen el relevo y emprendan proyectos acorde con la realidad digital imperante. No hay ni que proponérselo, porque ya está pasando.

Foto: spotify mobile por abulhussain

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...