Sanidad deja más de 400 medicamentos sin receta

Una decisión que forma parte del proceso de reestructuración del modelo sanitario español a para, según el El Ministerio de Sanidad, sanear las cuentas y salvar el modelo público. Un modelo público que, sin embargo, cada vez lo es menos y al que además de incluir el copago sanitario a partir de este domingo, ahora hay que añadirle una lista de más de 400 medicamentos destinados a «sintomas leves» y que dejarán de estar cubiertos por el servicio de financiación público. Se trata exactamente de 456 fármacos de uso común destinados a dolencias más o menos habituales, entre las que se encuentran las migrañas leves, la tos o las varices. Esta es la noticia del día y así se la ha comunicado la propia Ana Mato, ministra de Sanidad, a las distintas comunidades autónomas este miércoles en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Una iniciativa con la que se intentará ahorrar 440 millones de euros y que supone que sea el paciente quien pase a pagar la totalidad de determinados medicamentos. No obstante, las desigualdades entre autonomías se harán evidentes, pues aquellas no gobernadas por el Partido Popular prevén modificar o retrasar la aplicación de esta medida. País Vasco ya ha afirmado que será el Gobierno autonómico quien se haga cargo del pago extra de todo aquello que a partir de ahora quede fuera de financiación pública. Algo parecido ocurre con Andalucía, que se niega a cobrar a jubilados y pensionistas. De hecho, el Gobierno andaluz ha decidido recurrir ante el Tribunal Constitucional la viabilidad del ahorro sanitario.

Ni la ministra ni el informe presentado explican cómo afectará esta nueva resolución a pacientes y farmaceuticas, aunque Mato ha hablado de un posible «perjuicio moderado o importante» para las empresas, sin aclarar si a partir de ahora y al quedar libres de la tutela estatal, dichos medicamentos no irán aumentando de precio paulatinamente. Pese a no especificar el posible perjuicio para los pacientes, sí sabemos que quedan exentos de esta medida los pensionistas no retributivos, y en el futuro puede que los enfermos crónicos que necesiten alguno de estos fármacos para paliar sus síntomas asociados a la enfermedad que padecen.

Como era de esperar, la medida no ha tardado en suscitar la polémica entre los partidos de la oposición y parte de la clase médica, que espera resultados de efectividad más que dudosa. Por un lado la exclusión de determinados medicamentos puede suponer que los médicos acaben por recetar otros, y quedan fuera de subvención algunos fármacos empleados en patologías graves, como es el caso de los antidiarreicos o las infecciones víricas de la piel, relacionadas en muchos casos con el virus del papiloma humano, enfermedad de transmisión sexual. Otros fármacos de uso común, como los antivarices, el aciclovir (para el herpes) o jarabes para la tos también quedan fuera de la órbita de financiación.

Si quieres conocer la relación total de los medicamentos que quedan sin receta, puedes encontrarlos en el informe facilitado por el Ministerio de Sanidad.

Foto portada / twentymindsomething

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...