‘Sandy’ siembra el caos en la costa Este de EEUU

El huracán ‘Sandy’ tocó tierra ayer en Nueva York causando la muerte de 11 personas, múltiples inundaciones y dejando sin suministro eléctrico a gran parte de la población.

La costa Este de EEUU se preparaba ayer para la llegada del terrible huracán Sandy. El gobierno aconsejó no salir de casa por la tarde, marcando el toque de queda a las 18.00 hora local. Pero lo que se convirtió en tormenta tropical no tocó tierra hasta las 20.30 horas en Atlantic City ( Nueva Jersey), según el Centro de Huracanes de Estados Unidos. Al menos 11 muertos y millones de personas sin suministro eléctrico fueron algunas de las consecuencias de la tormenta, además de múltiples inundaciones.

La ciudad de Nueva York fue una de las más afectadas por el devastador huracán que tiene bajo amenaza a 23 Estados del país. Más de de tres millones de personas continúan sin luz en las zonas más afectadas. En el Estado neoyorquino se han confirmado 5 víctimas mortales, entre ellos un hombre falleció aplastado por un árbol en el condado de Queens, y tres en Nueva Yersey. De momento Sandy también se cobró tres víctimas en Connecticut, Carolina y Canadá respectivamente.

La guardia costera de Carolina del Norte localizó el hundimiento del barco Bounty HSM por el temporal. El cuerpo sin vida de una mujer fue encontrado en el mar pero se pudo rescatar con éxito a los otros 14 tripulantes. Las autoridades continúan buscando al capitán del navío que está desaparecido. Las últimas cifras de fallecidos se suman a las 67 víctimas que el huracán causó en el Caribe.

El alcalde Bloomberg ya predijo el domingo la histórica crecida del mar que preveían, y así fue. La tempestad provocó que en Battery Park se batiera un récord de aumento del nivel del mar. Desde 1821 la ciudad de los rascacielos no veía nada igual. Vientos que superaron los 120 kilómetros por hora azotaron la ciudad originando tales crecidas. La zona baja de la isla de Manhattan es la más expuesta al riesgo de inundaciones, lo que obligó primero a cerrar el domingo las líneas de metro y en la tarde del lunes dos túneles que conectan con Brooklyn y Nueva Jersey. El sector situado entre Nueva Yersey y Conecticut es el que presenta mayor peligro.

Otro de los incidentes se localizó en la calle 57 dónde una grúa se desplomó, dañando varios edificios y un hotel. El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, señaló que la zona ya se había evacuado. Añadió también que el servicio de emergencia estaba saturado y que los ciudadanos llamaron solo «si su vida está amenazada».

Las fuertes lluvias con vientos huracanados persisten en la ciudad, lo que ha provocado la obligación de prolongar la suspensión del transporte público. Ni el metro ni las líneas que conectan las grandes urbes con la ciudad funcionarán durante toda la semana. El aumento del nivel del mar ha provocado, además de diversas inundaciones, que se declare el nivel tres de alerta en la central nuclear de Oyster Creek, en Nueva Yersey. El agua amenaza su sistema de refrigeración corriendo grandes riesgos.

El presidente Barack Obama ya insistió el domingo a los ciudadanos en que cumplieran las medidas preventivas indicadas por el Gobierno, y señaló también que «es una tormenta muy seria y puede tener consecuencias fatales». «Incluso una vez que pase la tormenta tardará días en recuperarse la marcha normal de las ciudades. Desde el transporte público a los cortes de luz», añadió el mandatario.

Vía/ El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...