‘Sandy’ abandona Nueva York con 50 muertos y una situación devastadora

Los estados de Nueva York y Nueva Yersey, declarados zona catastrófica, comienzan su recuperación tras el paso de una de las peores tormentas de su historia.

El huracán Sandy, ya catalogado de ciclón, azotó el noreste de Estados Unidos dejando al menos 50 víctimas a su paso, un impacto «sin precedentes» que la ciudad jamás había imaginado. La tormenta ha supuesto un coste de 20 mil millones de dólares y más de ocho millones de hogares sin suministro eléctrico en los estados de Connecticut, Delaware, Maryland, Massachusetts, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pennsylvania, Rhode Island y Virginia.

La ciudad de Nueva York amaneció como una ciudad fantasma. La crecida del nivel del mar que acompañó a la tempestad superó con creces a la fuerte tormenta de 1821, acompañado de 18 victimas mortales en un principio y 750.00 hogares en tinieblas por las averías que paralizaron el suministro eléctrico. «No nos equivoquemos, fue una tormenta devastadora«, dijo el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, en consecuencia del balance, tras el paso de Sandy, en una conferencia de prensa.

Las inundaciones vinieron acompañadas de 23 incendios registrados en la ciudad. El más peligroso sucedido en el barrio de Queens, dque destruyó 80 viviendas. La autoridades han anunciado que la ciudad necesitará tiempo para volver a la normalidad. Según Con Edison, compañía de abastecimiento eléctrico, restablecer el servicio podría tardar al menos una semana. En el sur de Manhattan hay viviendas que llevan a oscuras desde el lunes por la noche. El servicio de transporte subterráneo retomará su funcionamiento en tres o cuatro días. La Bolsa de Nueva York (NYSE), que también se paralizó por la tormenta durante dos días, continuará operando a partir de hoy con total normalidad.

Por su parte, la costa de Nueva Yersey sufrió lo inimaginable. Los fuertes vientos y corrientes llegaron a arrancar viviendas de sus bases y arrastrarlas, dejando a cientos de personas sin hogar que se refugiaron en albergues dispuestos por el temporal. “No hay palabras para describir lo que los residentes de Nueva Jersey han vivido en las últimas horas”, declaró desolado Chris Christie, gobernador de ese estado. Con 2.4 millones de abonados sin luz, se suman las compañías de energía nuclear que operan en Nueva York y Nueva Yersey, que informaron ayer del cierre parcial de sus plantas.

“Mi mensaje para el gobierno federal es no a la burocracia, no al papeleo. Obtengan los recursos que ellos necesitan lo más rápido posible y para la posteridad”, declaró el Presidente Barack Obama que planea hoy una visita a Nueva Yersey para examinar los daños junto al gobernador del estado. El mandatario reconoció el buen trabajo tanto de Bloomberg como de Christie en las dos zonas catastróficas de la costa este del país. En la capital, Washington, Sandy provocó fuertes corrientes de viento y lluvias durante la noche del lunes, pero que permitirán restablecer los servicios de transporte aunque con menor frecuencia.

El ciclón afectó también al transporte aéreo que se vio obligado a cancelar unos 14.000 vuelos de aerolíneas nacionales e internacionales. Los costos totales del desastre se cifran en casi 30 mil millones de dólares, muy por encima de Andrew en 1992 o Katrina en 2005.

Vía / La tercera

Foto de portada/ Paul Lowry

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...