Resurge el veterano Ginobili en el quinto partido

Los playoffs llegan a la recta final, y a priori, el equipo que tenía todas las estadísticas a su favor, los Miami Heat, están viéndose superados por la veteranía y experiencia de los San Antonio Spurs, quienes han puesto el marcador en un 3-2 que puede resultar definitivo si consiguen superar a los de Florida el martes en su campo. Esto es la NBA y cualquier suceso puede suceder en la mejor liga de baloncesto del mundo.

La NBA ha visto esta madrugada como el jugador argentino de los San Antonio Spurs, Manu Ginobili, se convertía en la pieza clave para que su equipo consiguiera una vital importancia, ante los Miami Heat, en la eliminatoria para alcanzar el deseado anillo de campeones. El resultado de 114-104 a favor del equipo tejano, rompe el empate a dos que en estos momentos se producía en la eliminatoria, y deja los playoffs a un sexto partido que podría ser el último, si los Spurs consiguen ganar el próximo partido en el campo de Miami.

El encuentro entre ambas franquicias se veía como un choque de tu a tu, donde el equipo que tuviera una mejor actuación en conjunto vería un poco más cerca la consecución del campeonato. Por ese motivo, ante la importancia y exigencia que conlleva un quinto partido en las finales de la NBA, es cuando salen los jugadores que tienen una calidad por encima del resto de adversarios, y donde la experiencia se convierte en un aliado más, y en este caso, apareció un veterano de estos partidos, «Manudona»  Ginobili.

Tapado en los últimos años por los dos pilares fundamentales del equipo, el base Tony Parker y el pivot Tiim Duncan, Ginobili volvió a ser ese jugador determinante por su seguridad a la hora de entrar a canasta y de gran efectividad empleando esa muñeca izquierda de gran precisión. » Soy consciente de que estoy jugando las Finales de la NBA, estábamos 2-2 en la eliminatoria y sabía que el equipo necesitaba de mi ayuda» declara Ginobili. El argentino con 24 puntos y 10 asistencias, fue el jugador revulsivo que acompaño a Parker (26 puntos y 5 asistencias) y al joven escolta, Danny Green (24 puntos y 6 rebotes) a dar un importante golpe de autoridad ante unos Miami Heat, cuyo papel de favoritos está afectando enormemente.

Los de Florida, capitaneados por un Lebron James ((25 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias, 4 robos), y Dwyane Wade ((25 puntos, 10 asistencias) ven como su hegemonía a lo largo de la temporada (66-16) está viéndose mermada por la veteranía de los Spurs.  Los Heat no pudieron evitar la derrota  (en parte, a la gran defensa ejercida por el equipo del Oeste) que les aleja un poco más de alcanzar su segundo campeonato consecutivo, y deben ganar los dos próximos partidos que se celebrarán en su campo para no ver perdido su objetivo de revalidar el anillo.

El sexto partido se jugará el miercoles, en el American Airlines Arena de Miami, y será testigo de un posible empate a 3-3 y un posterior séptimo y último partido, o en cambio, verá conseguir el cuarto anillo de campeones del equipo de Texas. Ginobili será uno de los jugadores que espera  ganar el partido y no jugárselo todo al último. «Estamos en la situación perfecta para luchar por el título, dado que si hubiésemos llegado con la desventaja sería muy difícil que pudiésemos ganar dos partidos, ahora todo es diferente», palabras del argentino posteriormente al quinto partido.

Fuente / MarcaNBA

Foto/ NBA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...