¿Quién fue… João Havelange?

El presidente más longevo y controvertido de la historia de la FIFA cambió radicalmente la concepción del fútbol de élite, dando entrada a los grandes contratos publicitarios.

havelange

Justo en plena celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, la actualidad deportiva hacía un paréntesis para atender la noticia del fallecimiento del centenario expresidente brasileño de la FIFA, João Havelange. El mandatario, de gran recuerdo en su país natal pero permanentemente envuelto en polémicas por supuesta corrupción, cambió para siempre los parámetros del fútbol de élite. Él dio el impulso definitivo para que los grandes torneos, y, por ende, el fútbol de élite en su conjunto, comenzara a mover estratosféricas cantidades de dinero.

João Havelange nació en Río de Janeiro el 8 de mayo de 1916 en el seno de una familia inmigrante de origen belga, por lo que su nombre real era Jean-Marie Faustin Goedefroid de Havelange. De sus primeros años solo se conoce que su padre amasó una importante fortuna gracias al tráfico armamentístico y que el futuro presidente de la FIFA obtuvo muy buenas calificaciones como estudiante. Una de las casi infinitas curiosidades sobre su vida es que compitió como nadador en los polémicos Juegos Olímpicos de Berlín en 1936.

Su última gran aparición como deportista aconteció en los JJ.OO. de 1952, si bien nunca pudo conseguir una medalla. A partir de ese momento, arrancó una fulgurante y dilatada trayectoria en los despachos que tuvo como primera parada el Fluminense CF brasileño. En 1958, sería elegido presidente de la Confederación Brasileña de Deportistas y, desde 1963, compaginaría dicho cargo con su condición de miembro del Comité Olímpico Internacional (COI). Finalmente, en 1974 sustituiría al británico Stanley Rous al frente de la FIFA.

Havelange acometió una profunda remodelación de las estructuras de la FIFA, dando más peso a los departamentos comerciales y de marketing. Simultáneamente, procedió a cerrar numerosos contratos para la retransmisión de los partidos de fútbol y a disparar la publicidad. Estas decisiones estuvieron siempre avaladas por el máximo responsable de Adidas, Horst Dassler, con quien formó una alianza muy lucrativa. Detentó la presidencia hasta 1998 y a partir de ese momento comenzaron a destaparse numerosos escándalos como sobornos, tráfico de drogas y amaños de sorteos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...