¿Qué hay que cenar para descansar mejor?

¿Cuáles son los alimentos más recomendables si queremos llegar a descansar de una forma más conveniente?

Cenar de forma saludable es una de esas misiones que muchos de nosotros tenemos pendientes y que todavía no hemos llegado a cumplir. Sobre todo, lo que más nos preocupa es poder cenar de una manera saludable en la que, después de hacerlo, podamos dormir y descansar de forma satisfactoria. Porque a nadie le gusta sufrir dolores de estómago en la cama o tener otros problemas que impidan descansar en condiciones. ¿Qué hay que hacer para cenar y descansar mejor?

Lo más importante es, por supuesto, elegir bien los alimentos. También influye que comas de forma pausada y que no te olvides de beber agua. A continuación, lo que haremos será describirte cómo tiene que ser la comida de la que disfrutes de noche.

Alto volumen de nutrientes

Todas las comidas del día tienen que ser saludables y contener nutrientes, pero en la cena es especialmente recomendable. Lo que necesitas proporcionar a tu organismo son nutrientes como selenio, fósforo, licopeno, zinc, alfacaroteno o magnesio. También te vendrán muy bien alimentos que tengan una dosis de hierro, tiamina, potasio, teobromina y dos vitaminas concretas: la D y la C.

Es preferible que obtengas estos nutrientes de los alimentos y no de suplementos. El motivo de ello es que son una gran cantidad de proteínas y siempre va mejor obtenerlas de una fuente totalmente natural como son los alimentos saludables.

Comida que se encuentre equilibrada

Son muchos los estudios que han demostrado que las dientas extremas o aquellas que se salen de un modelo estándar equilibrado, provocan una mayor cantidad de problemas para dormir. Hay quienes, por ejemplo, tienen dificultades para conciliar el sueño, mientras que para otras personas el problema se convierte en que duermen durante una menor cantidad de horas. Esto pasa con aquellas dietas que son bajas en proteínas o bajas en calorías, entre otras.

Por lo tanto, intenta disfrutar de una cena equilibrada que incluya de todo, incluso carbohidratos (por mucho que generalizadamente se opine lo contrario). Por supuesto, todo debe estar en equilibrio. No es buena una cena que sea fuete en carbohidratos, solo se recomiendan los justos y equilibrados con el resto de comida.

Es importante comer variedad

Relacionado con lo que indicábamos antes, la variedad en la cena es muy importante. El motivo de ello se encuentra en que, con variedad, estarás garantizando esa ingesta de proteínas y de nutrientes que necesita tu organismo.

La mejor manera de hacerlo es incorporando en la cena elementos saludables como verduras, fruta, cereales y cualquier otro alimento que te aporte un buen volumen de proteínas. Esta variedad en la cena también te garantizará que no te cansarás tan fácilmente del menú que hayas preparado o que no tendrás falta de sabor, dado que introducir diversos alimentos siempre ayuda a incrementar el disfrute cenando.

No hay que tomar cafeína ni estímulos

Recuerda que la cena tiene que ser con agua y no con ninguna bebida que tenga cafeína u otros estimulantes. El café también deberías evitarlo. Lo que harás si pones cafeína en tu organismo será que afectarás a tu estado de cansancio y te despertarás demasiado, por lo que no podrás dormirte. Hay personas que, por otro lado, también tienen problemas con el azúcar.

Así que quizá sea preferible que no comas postres antes de irte a dormir, al menos si tienes pensado quedarte dormido con rapidez o, al menos, intentarlo. A veces incluso algo pequeño, como un poco de chocolate o un flan, podrían hacer que tu organismo se active rápidamente.

Elige comida que se digiera fácilmente

Esto es muy relativo. Hay algunas personas a las que les sientan bien unos platos u otros e incluso puede ocurrir que lo que te resulta indigesto haga un efecto opuesto en otra persona. Si no tienes conocimiento acerca de cuáles son los alimentos que te resultan más convenientes para hacer una digestión rápida, es recomendable que tomes nota de tus cenas y de los efectos de las mismas. Así llegarás a ver cuáles son los días en los que te duermes antes o aquellos en los que das vueltas en la cama sin parar porque notas que tu estómago no está haciendo bien la digestión.

Tienes que comer de forma saludable

La razón de esta recomendación no es, obviamente, solo pensando en irte a dormir. Hay que intentar alimentarse de una manera saludable y evitar aquellas comidas que sean excesivamente altas en grasas. Esto afecta a tu capacidad para quedarte dormido y descansar profundamente, así que es recomendable que optes por platos y alimentos sanos.

Los dulces y los fritos son poco recomendables. Podrían provocar otros efectos negativos en tu salud y también harán que tu cuerpo no esté en forma ni descansado para dormir bien. Intenta cambiar tus hábitos de alimentación y notarás cómo, poco a poco, vas durmiendo mucho mejor. Los beneficios de ello los apreciarás por la mañana cuando te despiertes fresco y con alegría.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...