¿Prostitución legal y fiscalizada? La polémica está servida

La propuesta de Ciudadanos desata una gran controversia entre quienes critican el daño moral de la misma y los que defienden su importante impacto recaudatorio.

piernas

El pasado lunes, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que su formación tiene intención de presentar un proyecto de ley para regularizar la práctica de la prostitución si accede al poder. La medida no es nueva en su formulación, muchos antes que el dirigente catalán han abogado por ella, pero nunca antes había sido defendida por un dirigente que, según las encuestas, puede jugar un papel decisivo en el horizonte político más inmediato. Así pues, ¿qué argumentos se cuentan a favor y en contra de esta propuesta?

De manera inmediata, la totalidad de fuerzas políticas han rechazado la medida y han acusado a Rivera de priorizar el interés económico sobre todo tipo de consideraciones morales. Aunque no deja de ser llamativo que este punto haya puesto de acuerdo a partidos tan dispares como el PP o IU, los argumentos en contra de la legalización han obviado por completo las cuestiones económicas. Rafael Hernando (PP) destacó que fomentaba la trata de personas, fuentes socialistas siguieron en idéntica línea y UPyD aprovechó la ocasión para atacar a C’s.

Aun a riesgo de actuar como abogados del diablo, no parece que las razones expuestas para atacar la propuesta sean muy consistentes. De entrada, está comprobado que en aquellos lugares donde una actividad ilícita ha sido legalizada, las actividades más turbias relacionadas con la misma (extorsiones, abusos, crímenes, explotación…) han caído notablemente. Al fin y al cabo, el amparo de la ley propicia que quienes se dedican profesionalmente a estos asuntos cuenten con garantías frente a posibles presiones.

A este aspecto, que ya de por sí es bastante sólido como para, al menos, entablar un debate serio y sosegado, el propio Rivera ha añadido el rédito económico para el erario público. El diputado del Parlament catalán cifra en 18 000 millones de euros el tamaño del sector y en 6000 la posible recaudación tributaria. Exagerados o no los cálculos, carece de sentido que la prostitución sí que cuente en el cálculo del PIB (rebajando así el ratio de endeudamiento) pero se descarte tajantemente su legalización.

Vía: EuropaPress

Foto: rhythmuswege

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...