Preprarados para salir del euro

Compañías energéticas como Repsol o Iberdrola, agencias de publicidad y no pocas entidades financieras españolas preparan sus estrategias para adaptarse  a las peores situaciones. Todos ellos advierten que la salida del euro tendría consecuencias ‘catastróficas’ para sus balances y cuentas de resultados, aunque reconocen, pero no desvelan, la existencia de planes estratégicos ante situaciones adversas.

Según dicha información, remitida por el diario El País, algunas empresas energéticas, como Iberdrola han admitido contar con ‘planes de contingencia’ para hacer frente a eventualidades, aunque admiten sus responsables, la posesión de dicho plan no significa que ‘que la empresa crea que puede suceder”.

Sede de Iberdrola en Bilbao

No menos relevante es la posición de las entidades financieras, en la picota después de conocerse la decisión de la Unión Europea de dictar un severo plan de ajuste. Aunque ninguna de ellas ha desvelado sus estrategias, no es menos cierto que todo parece indicar que las entidades financieras españolas, así como las del resto de Europa, buscan posibles soluciones ante las situaciones más adversas.

La situación más contemplada por las entidades financieras europeas no es la salida del euro, aunque sí el establecimiento de medidas para solventar las severa crisis de liquidez a la que se ven sometidas. En este sentido, cobra fuerza la idea barajada por la entente francoalemana de establecer un marco base para la creación de una Unión a dos velocidades, en los que algunos países tomen las riendas de las políticas económicas y financieras del resto de los miembros de la Unión.

Sea como fuere, la situación a corto y medio plazo hace necesaria el estudio de estrategias relacionadas con escenarios sobre los que hasta ahora nadie quería pronunciarse, entre ellos la salida de la moneda única. Según los últimos datos remitidos por el Banco de España, los indicadores de confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas experimentarán ‘sendos retrocesos’ durante el 2012, el mismo año en el que se prevé una seria contracción de la economía. Según los indicadores facilitados por la entidad, el país podría volver cosechar tasas negativas en el primer trimestre del nuevo año. Tanto el FMI como algunas agencias de calificación ya han puesto el grito en el cielo ante la amenaza de recesión, y las grandes corporaciones, que no quieren quedar desprevenidas, ya han empezado a tomar cartas en el asunto.

Foto, 19 minutes en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...