¿Por qué no usar WhatsApp? Algunas disfunciones de la aplicación más usada en el mundo

Desde hace un tiempo los móviles inteligentes y sus aplicaciones han copado las primeras páginas de la actualidad. Ya no se pregunta si se tiene móvil y, en los últimos meses, parece extraño que no se disponga de WhatsApp. Una aplicación para smartphones que ha revolucionado el sistema de mensajería tradicional.

En la actualidad y según los datos de blog oficial de esta aplicación, se envían a través de ella más de 1.000 millones de mensajes diarios. Los sms tradicionales han pasado a un segundo plano para dejar espacio a las nuevas tecnología y formas de comunicarse. Sin embargo, y como ‘no es oro todo lo que reluce’ al parecer este sistema tiene algunos agujeros negros en materia de seguridad y protección de datos.

Algunas disfunciones de la aplicación más usada en el mundo

Los datos privados de los más de 10 millones de usuarios al descubierto.

Según Yago Jesús, uno de los miembros del blog, en una entrevista concedida a la web de RTVE, saber los datos de quienes utilizan esta aplicación es tan sencillo como conocer qué es y a quién envían sus mensajes. Esto es precisamente lo que han descubierto un grupo de expertos en seguridad informática del blog ‘Security by default’.

Gracias a ellos hoy se sabe que en total son casi 10 millones los usuarios que tienen instalado WhatsApp en sus dispositivos móviles. Una cifra que pone de relieve el éxito que ha tenido esta -más que reciente- aplicación.

Pero el peligro de este descubrimiento viene dado porque «cualquiera  puede tener acceso a estos datos», tal y como apunta Jesús De hecho, el acceso es tan amplio que se pueden conocer detalles como el número de usuarios activos, el estado de sus mensajes, qué es lo que están escribiendo y de dónde se están enviando.

Tal y como explica Jesús, conocer estos datos no implican delito ya que «son algo público y se pueden obtener sin restricciones, ya que no hay mecanismos de autentificación». También comenta que «el problema de la aplicación es que está muy mal diseñada desde el principio» ya que «nadie pensó en la seguridad».

De hecho, según estos expertos, «el sistema no cifra lo que se está hablando con otra persona, por lo que todos los datos están expuestos y cualquiera podría tener acceso a ellos». Además, no sirve de nada borrarlos, puesto que -según Jesús- lo único que se consigue es que se eliminen del registro pero no de la base de datos donde se almacenan, es decir, que estos mensajes enviados «no desaparecen nunca».

Otro de los ‘agujeros negros’ destacado por Security by Default hace referencia el proceso de alta de un nuevo usuario, «ya que es muy inseguro y permite robar y suplantar identidades en la aplicación».

¿Cómo se solucionaría? Para Jesús, la única opción pasaría por «crear una nueva aplicación desde cero para no repetir los mismos errores y que los usuarios volvieran a descargarla y la instalaran en sus terminales». Sin embargo, esta opción de solución no parece que fuera a hacer efecto en los afectado por lo que los creadores de la aplicación, y conocedores del problema, han continuado con el sistema operativo actual.

Foto de abulhussain.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...