Pena de muerte en el siglo XXI

Para muchas personas la pena de muerte es algo que quedo en la historia o que sólo se ve en las películas. Sin embargo, y lamentablemente, la realidad nos muestra otra verdad. Una verdad en donde la pena de muerte está vigente en muchos países del mundo y miles de personas siguen siendo condenadas a morir. En este post nos adentramos en este delicado tema y os mostramos qué países siguen aplicando esta pena capital (y los métodos utilizados) y qué países la han abolido.

La pena de muerte en la actualidad

Para muchas personas la pena de muerte es algo que quedó en la historia o que sólo se ve en las películas. Sin embargo, y lamentablemente, la realidad nos muestra otra verdad. Una verdad en donde la pena de muerte está vigente en muchos países del mundo y miles de personas siguen siendo condenadas a morir.

Una condena arbitraria, injusta y totalmente reprochable. Las personas que son condenadas a pena de muerte no gozan de un juicio con el cual poder defenderse y demostrar su inocencia. Consecuentemente, algunos de los países donde la pena de muerte está vigente se aprovechan de la misma y la utilizan con fines políticos y también económicos. Un ejemplo de esta penosa situación la encontramos en los países de China, Irán y Sudan, los cuales aplicaron la pena de muerte contra opositores políticos y con el objetivo de influir en la opinión pública de sus pueblos.

En marzo del año pasado, Amnistía Internacional publicó un informe que reflejaba la existencia de 17.118 personas condenadas a muerte en todo el mundo. Estos datos fueron registrados hasta el 31 de diciembre de 2009, pero no se descarta que el número de personas condenadas a esta pena extrema sea mayor, ya que estos números obedecen a la estimación mínima que se puede inferir de las investigaciones realizadas.

Sobre esto último, hay que tener en cuenta que algunos de los países ejecutores de la pena de muerte, como China, Egipto, Irán, Malasia, Sudán, Tailandia y Vietnam, no disponen de información completa al respecto.

Países que aplican la pena de muerte

En este punto es importante distinguir aquellos países que han abolido la pena de muerte para todos los delitos y aquellos que mantienen esta pena para determinados delitos o situaciones. Teniendo presente esto podemos mencionar que, desde 1976, el mapa de la pena de muerte en todo el mundo se distribuye de la siguiente manera:

  • 95 países y territorios han abolido la pena de muerte para absolutamente todos los delitos.
  • 9 países han abolido la pena de muerte para todos los delitos salvo los excepcionales. Por ejemplo, los cometidos en tiempo de guerra. Ejemplo de estos países son: Letonia, Kazajstán, Brasil, Bolivia, Perú y Chile, entre otros.
  • 35 países son considerados como abolicionistas de hecho. Esto quiere decir que mantienen en sus legislaciones la pena de muerte pero no han llevado a cabo ninguna ejecución en los últimos 10 años o más. Incluso se considera que estos países tienen como norma de práctica (por ello el nombre de “abolicionistas de hecho”) no llevar a efecto ninguna ejecución. Ejemplos de estos países son: Rusia, Federación Rusia, Marruecos, Argelia, Túnez y Madagascar, entre otros.

Con estos tres tipos de aboliciones tenemos un total de 139 países que han abolido la pena de muerte en sus legislaciones, o bien en la práctica.

Mapa de la abolicion de la pena de muerte

Por el contrario, los países y territorios que aún mantienen y aplican la pena de muerte son 58. De esta cantidad, 18 países son los que realmente hicieron uso de ella en los últimos años. Entre los 58 países encontramos a: Bielorrusia, Mongolia, Corea del Norte, China, India, Bután, Indonesia, Irán, Irak, Afganistán, Pakistán, Bangladesh, Malasia, Taiwán, Japón, Libia, Egipto, Etiopia, Estados Unidos, Guyana y Cuba, entre otros.

Ver el mapa completo de la pena de muerte según los países

Métodos utilizados para ejecutar la pena de muerte

Para ejecutar la pena de muerte existen muchos métodos, y muy diversos los unos de los otros. Para nombrar alguno de estos, nos referiremos a los métodos que se han empleado en estos últimos años (mayormente en el año 2009):

  • La horca: Utilizada por Bangladesh, Botsuana, Corea del Norte, Egipto, Irak, Irán, Japón, Malasia, Singapur, Siria y Sudan.
  • El disparo: Utilizado por China, Libia, Siria, Vietnam y Yemen.
  • La decapitación: Empleada por Arabia Saudí.
  • La lapidación: Aplicada por Irán.
  • La electrocutación: Utilizada en Estados Unidos.
  • La inyección letal: Empleada por China, Estados Unidos y Tailandia.

En el caso puntual de Estados Unidos, también se ha registrado, en el pasado año, el pelotón de fusilamiento como método para ejecutar la pena de muerte.

Increíble pero real. Siglo XXI y muchos países siguen contando con esta pena en sus leyes, incluso utilizando métodos que para muchos de nosotros, como dijimos en un principio, han quedado en la historia y es inconcebible que se lleve a la práctica. No obstante, esto sigue pasando y es una cruda realidad que afecta a muchas personas que ven finalizada su vida con una decapitación, lapidación o demás métodos.

Pero no sólo debe afectar a esas personas, toda la comunidad mundial debe reaccionar ante la pena de muerte y exigir que ésta no exista más. Y si bien debemos aplaudir los esfuerzos logrados, el camino sigue y no debiese terminar hasta que todos los países del mundo eliminen la pena capital.

En relación a los esfuerzos hechos y logros conseguidos, hay que nombrar que cuando se adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el año 1948, sólo ochos países abolieron la pena de muerte (ya sea en la legislación o en la práctica). Ahora, más de sesenta años luego, los países que dijeron basta a esta pena ascienden a 139.

Pena de muerte a la pena de muerte

Esta es la única pena de muerte que se puede dictaminar. La pena capital debe terminarse y los países que adhieran a esto deben cerciorarse de que esta pena no tenga lugar nunca más. Deben eliminarla de sus legislaciones y no sólo de las prácticas, ya que si no podría suceder que próximos Gobiernos hagan uso de ella haciendo un gran retroceso en esta materia.

Y precisamente esto fue lo que sucedió el año pasado en Japón. Luego de un año en el que se creyó que el nuevo Gobierno pondría fin a las ejecuciones, la pena de muerte se aplicó para dos personas.

Así mismo, el desafío de que la pena de muerte acabe para siempre se complica con países como Corea del Sur que piensa que “la pena de muerte no viola la dignidad humana y merece ser protegida en la Constitución”. A pesar de esto, no hay que bajar los brazos, hay que seguir reprochando esta pena y abogando por su fin.

Por ultimo, a quienes les ha interesado el tema sería bueno que vean la cinta La vida de David Gale.

Fuente: Amnesty
Foto 1: Pena de muerte por Truthout.org en Flickr
Foto 2: Amnesty

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...