Otra vez el G-8

La nueva cumbre del G-8 al que se les une el G-5 se está celebrando en Italia. Sinceramente se ha convertido en el símbolo de la degeneración, prevaricación y corrupción de la economía capitalista. Se ruenen unos cuantos poderosos, representando a los poderes en la sombra que controlan la economía mundial y se reparten el pastel, mostrándonos aún encima su cara de benevolencia.

La reunión del G-8 o la verguenza de los países ricos

La reunión del G-8 o la verguenza de los países ricos

Ahora toca en Italia. Estos sólo valen para hacer turismo y poco más.

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los Ocho comenzó su segunda jornada con una primera reunión entre el G-8 y el G-5 en la que se comprometieron a alcanzar un acuerdo para 2010 en las negociaciones de la Ronda de Doha para la liberalización del comercio global.

El llamado Foro de Economías Principales, formado por los países del G-8 y del G-5 (China, India, México, Brasil y Suráfrica), además de Australia, Corea del Sur e Indonesia, aprobó un documento económico, que, además del compromiso sobre comercio global, contiene medidas para el desarrollo de los países pobres.

¡¡Pero vamos a ver!!. ¿Alguien en su sano juicio se cree que estas reuniones de políticos de tercera división valen para lago? De las anteriores reuniones lo único que se sacó es que se posponía cuaerdos para esta, y en esta ya han acordado posponerlos para el 2010.


Miren señores políticos «obras son amores y no buenas razones».

¿De qué nos vale que lleguen a acuerdos si a las primeras de cambio se los pasan por «el arco del triunfo»?.

Estas reuniones sólo valen para hacer un gasto desorbitado que en los tiempos que corren es totalmente prescindible.

Se juntan unas cuantas barrigas bien llenas viendo como es posible mantener su posición de hegemonía mundial sin que el resto del mundo les pueda entorpecer.

Es el más claro ejemplo de lo mal distribuida que esta la riqueza en este mundo. Hablan de cifras de millones de euros o de dolares sin importarles ni más ni menos los países pobres del mundo. De hecho estoy convencido  que unen el  G-5 de los países con economías emergentes para tenerlas más controladas de cerca , no vaya a ser que alguna de ellas crezca y se convierta en un peligro para su statuts de poder.

Este si que es un claro ejemplo de la malversación de dinero público que hace la «economía capitalista», de la manipulación informativa, de como los tentáculos de poder se extienden en la sombra mostrando al resto del mundo la cara amable que nos quieren dar, cuando realmente en privado y entre ellos saben que son «los Amos del Mundo». 

Nunca fue tan flagrante el robo al ciudadano de la calle como este tipo de reuniones. Y lo peor de todo es que lo están cogiendo por hábito.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...