ONGs luchan por mejoras en las cárceles venezolanas

La directora de la ONG Control Ciudadano mostró su disgusto y consternación por las “políticas del avestruz” que está exhibiendo el Gobierno Venezolano ante la multitud de denuncias que afirman que las condiciones carcelarias del país son inhumanas.

Control ciudadano

Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano, comunicaba a la Agencia EFE su disgusto y consternación por las “políticas del avestruz” que está exhibiendo el Gobierno Venezolano ante la multitud de denuncias que afirman que las condiciones carcelarias del país son inhumanas.

«El Gobierno acude a la política de la avestruz, ocultando la cabeza, y acude al expediente de la difamación y la injuria, al insulto, que le hace mucho daño al propio Gobierno, como si en Venezuela los diversos métodos de tortura no existieran«, criticaba San Miguel.

«Hay presos que en ocho años de reclusión han recibido 21 horas de luz solar«, continuaba la directora, que recientemente denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que en las cárceles de Venezuela se aplican «métodos de tortura y amedrentamiento psicológico«.

Pero no todos están a favor de estas afirmaciones. El pasado miércoles, Iris Varela, la ministra del Servicio Penitenciario de Venezuela, acusó a San Miguel y a los directores del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, y Una Ventana a la Libertad, Carlos Nieto, de «falsear» la realidad a través de «exageraciones» sobre las condiciones de las prisiones estatales.

Según la ministra la semana pasada en Washington, los activistas de estas tres organizaciones planearon un discurso alarmista para presentarlo ante la audiencia de la CIDH la cual deliberaría sobre este asunto. Afirma además, que su especial interés para justificarse ante EE.UU se debe a que es este país quien les financia. Una especulación que Humberto Prado niega en rotundo, y aunque así fuera, el director de OVP sólo puede añadir que «si hubiera solicitado presupuesto para ir a las audiencias de organismos internacionales eso no sería ningún delito«.

«Lo que es una exageración es el inmenso nivel de hacinamiento que existe en Venezuela y no el que las ONG lo denunciemos«, puntualizaba el director de Una Ventana a la Libertad ante las acusaciones de la ministra.

Al parecer, las 32 cárceles de Venezuela tienen una capacidad máxima de 6.519 reclusos, unas cifras que según Nieto se exceden claramente, llegando a acoger hasta un total de 45.600 presos, «es decir, hay un excedente de 29.081 reclusos, un 176 % de hacinamiento«, señaló.

Internacionalmente, cuando la cantidad de presos supera el 30% de la capacidad establecida, se denomina «hacinamiento crítico», cuán graves están las prisiones venezolanas, que todavía «no existe calificativo» para nombrar un hacinamiento del 176%», subrayó el directivo.

Estas organizaciones albergan un gran escepticismo ante las promesas del actual presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en las que anunciaba la construcción de una veintena de nuevas cárceles en el país. Nieto no las ve todas consigo, y únicamente declara que «hay que esperar a verlos para decir que es verdad«.

Recordó además, que no sería la primera vez que el presidente rompe una de sus promesas. Hace cinco años Chávez «anunció una humanización penitenciaria con la construcción de 25 nuevas cárceles y solo hicieron dos«.

Humberto Prado, a su vez declaró, en la emisora caraqueña Unión Radio, que el solo hecho de que la ministra reconociera la necesidad de construir 20 cárceles más, reafirmaba sus denuncias sobre el hacinamiento en las instituciones penitenciarias, haciendo que el discurso en el que les tachaba de “falsear y exagerar la realidad” pierda mucha credibilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...