ONG rusas se rebelan contra Putin

En Rusia acaban de sancionar una ley por las que las ONG deberán registrarse como agentes extranjeros por recibir financiación de fuera.

Las ONG's de Rusia se deben registrar como agentes extranjeros

Las principales ONG rusas se declararon hoy en desobediencia civil contra la nueva ley del presidente Vladimir Putin, que les obliga a registrarse como “agentes extranjeros” por recibir financiación exterior y participar en política. “No cumpliremos esa ley absurda. No nos declararemos agentes extranjeros porque no lo somos. Eso sería mentir. No trabajamos para otro país, sino para los ciudadanos rusos cuyos derechos son violados por el Estado”, aseguró Ludmila Alexéyeva, veterana activista soviética y rusa.

La ley, que ha entrado en vigor hoy, considera activas políticamente a las ONG que financien u organicen acciones políticas que tengan como objetivo influir en la toma de decisiones de instituciones estatales y participen en la creación de la opinión pública.

Además, los responsables de las organizaciones que no presenten la documentación necesaria para ser introducidas en el registro podrán ser sancionados con multas de hasta 300.000 rublos (9.200 dólares), 480 horas de trabajos comunitarios, e incluso penas de prisión.

Las ONG debemos dar ejemplo de resistencia ante una ley tan represora, contra los planes de instaurar un Estado cerrado y autoritario. Lo peor que nos puede pasar es que nos metan en prisión”, informó Lev Ponomariov, dirigente de Por los Derechos Humanos. Explicó también que esperarán a recibir el documento oficial para recurrir a la Justicia, al Constitucional y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Putin ha apoyado la ley apoyándose en que EEUU lleva décadas defendiéndose con una legislación parecida de la influencia exterior.

Los activistas se quejan de que la ley hace una interpretación demasiado amplia y libre sobre el concepto de actividad política, a la que cualquier organización puede verse afectada, lo que consideran una actitud de los Estados totalitarios.

Anteriormente, el Gobierno ruso ya quitó a las ONG una de sus principales fuentes de financiación al ordenar el cierre de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), por “influir mediante la entrega de subvenciones en los procesos políticos”.

Los activistas centran esta legislación en la campaña de medidas que Putin ha llevado a cabo contra la oposición, la libertad de manifestación, información e internet.

Somos peligrosos por que recibimos mucho apoyo durante las elecciones. Las autoridades tienen miedo de que las ONG ganen fuerza y la gente empiece a exigir reformas políticas y legislativas”, afirmó el activista de Golos.

Imagen: Fotopedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...