Odyssey pide a España 300 mil euros por custodiar el tesoro de la fragata ‘Mercedes’

Odyssey ha presentado hoy una moción en un tribunal de Florida en la que pide que España les reembolse 412.000 dólares, unos 300.000 euros, por haber custodiado el tesoro de la fragata hundida ‘Mercedes’, de más de 500 mil monedas de plata y oro. Un tesoro que España reclamaba desde hacía años y que, el pasado mes de enero, la justicia de Estados Unidos le obligaba a devolver.

Después de que el Tribunal de Apelaciones de Atlanta rechazara un recurso interpuesto por la compañía estadounidense, Odyssey tendrá que devolver el botín encontrado, en el año 2007, en la fragata ‘Nuestra Señora de las Mercedes’ hundida en combate en 1804 frente al Algarve. Pero la empresa no esta dispuesta a irse con la manos vacías y ahora reclama unos 300 mil euros en concepto del tiempo que ha estado dicho tesoro bajo su custodia. De hecho, esta previsto que hoy un juez federal de Tampa, en la costa oeste de Florida, comunique a las partes las condiciones para la entrega de las 17 toneladas de monedas que Odyssey extrajo.

Para tratar de lograr que España asuma las cargas derivadas del mantenimiento y almacenaje de las monedas, Odyssey ha solicitado a este mismo tribunal que «emita una orden dirigida al Reino de España para que le reembolse los gastos derivados de la ‘custodia legis’ -custodia de ley-, unos 412.000 dólares».

En la moción, la empresa de exploración submarina pide que España «contribuya» con los gastos de la «custodia legis» en que incurrió la empresa de exploración submarina como «custodio substituto». Además, el documento señala que fue este mismo tribunal el que nombró a Odyssey como «custodio substituto del barco hundido y de los objetos recuperados hasta nueva orden» y que esta compañía, con sede en Tampa, «recuperó el cargamento de las profundidades del Atlántico a expensas suyas».

«En virtud de los fallos en este caso -prosigue la moción- la realidad es que la recuperación (del tesoro) fue para beneficio de España», aunque la defensa española apuntó en una reciente moción que el tesoro «fue retirado del fondo del mar del Atlántico y transportado (a EEUU) sin autorización». Por ello, a juicio del Estado español, «Odyssey debe ser responsable de los costes razonables de su devolución a España».

La moción presentada por la compañía estadounidense apunta que, como «custodia legis», ha desembolsado ya unos 227.000 dólares a Numismatic Guranty Corporation (NGC), la empresa encargada por Odyssey de la «conservación del cargo» de monedas y otras piezas valorado en más de 500 millones de dólares, casi 380 millones de euros.

La empresa numismática fue la encargada por Odyssey para el tratamiento y mantenimiento de las monedas y piezas custodiadas en algún lugar secreto de Tampa, al que expertos españoles tendrán acceso en los próximos días para comenzar los preparativos de su traslado a España.

De acuerdo con Odyssey, se debe todavía a Numismatic Guaranty Corporation unos 185.000 dólares y «el total de gastos pagados o por pagar en concepto de ‘custodia legis’, a fecha de 3 de noviembre de 2011, es de 412.814 dólares».

El juez Mark Pizzo, el mismo que hace ya más de dos años dio la razón a España y dijo en una sentencia que el tesoro le pertenecía, ha convocado a las partes hoy en el Tribunal Federal de Tampa para detallar la ejecución de la sentencia y entrega a España de la custodia del tesoro, valorado en más de 500 millones de dólares.

Desde el Tribunal de Distrito de Florida hasta el de Apelaciones de Atlanta y el Supremo, todas las instancias judiciales estadounidenses han dado la espalda a Odyssey.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...