Obama logra el respaldo del Supremo para su reforma sanitaria

En contra de lo esperado, el Tribunal Supremo de Estados Unidos ha avalado la constitucionalidad del modelo sanitario propuesto por Obama, que se acercará a la cobertura universal. Los republicanos prometen derogarlo si llegan a la Casa Blanca.

Aunque se trata de una decisión legal, social si se quiere, la sentencia de Tribunal Supremo sobre la reforma sanitaria de Obama ha sido leída en clave política, tanto por los partidarios del Presidente como por la oposición. Obama transmitió en un mensaje su satisfacción por lo que considera «una victoria» de todos los ciudadanos estadounidenses. Por su parte, el líder de los republicanos, Mitt Romney, se afanó en aclarar que la sentencia no versa sobre la calidad de la ley, sino sobre su constitucionalidad, y que «ahora más que nunca» necesitan llegar a la Casa Blanca para derogarla. Pese a ello, sabe que el sí a la reforma sanitaria es un espaldarazo a la carrera de Obama para la reelección, en los comicios de dentro de cuatro meses.

Tres años lleva esta ley dando tumbos hasta que un tribunal de tendencia conservadora le ha dado validez. La reforma sanitaria es el proyecto más trascendente que ha acometido el actual presidente. Se trata de extender la cobertura sanitaria, o al menos unos mínimos preceptos, a todos los ciudadanos estadounidenses, que ahora dependen exclusivamente de su contrato con las aseguradoras. La ley incluye la obligación para todo ciudadano de contratar un seguro, uno de los puntos que más conflicto ha generado en la sociedad. Para los conservadores y sus partidarios -con especial énfasis los abanderados del Tea Party- la ley vulnera la libertad individual de los norteamericanos. Para los demócratas y gran parte de la población -son unos 50 millones de americanos los que no tienen cobertura sanitaria- esta ley supone un avance social histórico. Es lo más parecido que ha tenido el país a un sistema público de salud.

Durante los días de vista se concentraron a las puertas del Supremo manifestantes a favor y en contra de la ley. En el interior, los nueve vocales se debatían entre el sí y el no, algo que podría cambiar la campaña para las próximas elecciones. Contra todo pronóstico, pese a que la mayoría del tribunal se inclinaba hacia la negativa en un principio, finalmente se dictaminó a favor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...