Nueva edición de Fräulein de Ellen Von Unwerth

La editorial especializada en obras compiladoras y ediciones espaciales sobre diferentes autores y categorías de arte, moda, diseño, fotografía, arquitectura…, Taschen, ha terminado una nueva edición de la antología de la fotógrafa de moda alemana, Ellen Von Unwerth. En Fräulein se recogen algunas de sus mejor imágenes tomadas durante los últimos 15 años. Hasta ahora, el libro sólo estaba disponible en una de aquellos ediciones desmesuradas que siempre presenta la editorial que sólo están al alcance de muy pocos bolsillos. Esta nueva edición será exactamente igual pero con un formato más medido y a un precio bastante más asequible.

Ellen Von Unwerth comenzó su carrera en el mundo de la moda al otro lado de la cámara, es decir, ejerciendo de modelo. Durante las décadas de los 70 y 80 fue considerada una de las top models por excelencia, pero su espíritu inconformista le hizo dejar su profesión de modelo para dedicarse a la fotografía. Durante su época de modelo nunca terminó de aceptar la rigidez en la que se basaba la fotografía de moda, donde la modelo no tenía ningún margen de maniobra y las fotografías eran planificadas hasta el último detalle. El día en que su compañero, un fotógrafo de moda, le regaló su primera cámara, un nuevo mundo se abrió para Ellen Von Unwerth.

Sin separarse nunca de su cámara empezó a fotografiar todo lo que se le ponía por delante, al tiempo que interrumpía las sesiones donde ella hacía de modelo con sus opiniones de cómo creía que tener que ser la fotografía que se estaba preparando. Este hecho incomodó a la mayoría de fotógrafos de moda del momento y cada vez le fueron saliendo menos trabajos debido a que creían que interfería demasiado en el trabajo de los profesionales de la cámara, hasta el punto de abandonar su carrera como modelo para dedicarse de lleno a su nueva pasión: la fotografía.

La revista Vogue fue la primera que publicó sus fotografías y acto seguido, la revista Elle le encargó un reportaje de Claudia Shiffer. Este trabajo la convirtió rápidamente en la nueva estrella de la fotografía de moda. Su formación autodidacta, y su conocimiento del mundo de las modelos, marcó un estilo que pocos fotógrafos eran capaces de aportar. Aunque sus fotografías recuerdan mucho a las de Helmut Newton, sobre todo en el concepto, donde al igual que Newton suelta de forma totalmente natural sus obsesiones, impregnando sus imágenes de un alto grado de erotismo y fetichismo, y da también una visión de vouayer, el trabajo de la fotógrafa desprende una naturalidad que sólo poseen aquellos fotógrafos formados por ellos mismos. Su trabajo es una gran homenaje a la mujer, y sobre todo a la belleza del cuerpo femenino, pero desde un punto de vista bastante espontáneo y libre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...