Cuando vas con tus hijos ¿respetas al 100% las normas de circulación?

Según un informe de la Fundación Mapfre los niños tienden a copiar lo que hacen los padres, por lo tanto si nosotros incumplimos las normas, ellos también lo harán. Además los niños entre 5 y 13 años parece que conocen esas normas, pero no son conscientes de que sucede si no se cumplen. Por otro lado, una parte de maestros opina que no tienen la suficiente formación para impartir esa “asignatura” mientras que otros maestros piensan que no es necesario impartirla.

Los niños son como pequeñas esponjas que absorben todo lo que les rodea, en eso se incluye la educación y sobre todo el tema que tratamos hoy: la seguridad vial. Todos lo que tenemos niños pequeños estamos más o menos concienciados de la importancia que tiene que nuestro hijo vea lo que hay que hacer en la vía para que el haga lo mismo. Pero entonces ¿por qué tantos alumnos suspenden en esta asignatura? ¿Realmente los padres seguimos correctamente las normas de seguridad vial delante de nuestros hijos?

Circulando en ciclomotor.

Este sería el primer paso, ciertamente, ya que los niños tienen tendencia a repetir o copiar la actitud de los mayores y sobre todo la de los padres. Si al entrar al colegio cruzamos por la esquina en lugar de por el paso de peatones, sin mirar o sin respetar el semáforo en rojo “aunque no pase nadie”, será difícil explicarle al niño que eso no se debe hacer. El problema es que esto sucede mucho más habitualmente de lo que nos llegamos a pensar. Es por ello que  la Fundación Mapfre ha realizado el estudio “Educación en Valores para la Seguridad Vial para observar cuál es nuestro compromiso en cuanto a la educación vial de nuestros hijos y el de los maestros.

Pero no sólo es el tema de cruzar la calle, el uso de la bicicleta o el ciclomotor se llevan una de las peores partes en cuanto a educación vial. Muchos alumnos de la ESO y Educación Primaria parece que cumplen las normas para ser un buen peatón o cómo se deben comportar en la vía, pero el problema está en la falta de concienciación respecto a lo que podría suceder si no se comportan de acuerdo a las normas de seguridad vial, es decir, no son conscientes del peligro que conlleva no respetar las normas.

Este informe nos demuestra cómo niños de entre 5 y 13 años, los que corresponderían a la franja de Educación Primaria y ESO, no tienen un alto conocimiento en cuanto a las señales verticales y reconocen que muchas veces no usan los pasos de peatones, juegan en el borde de la calzada o muy cerca o no miran si vienen coches a la hora de cruzar la calle. Pero ¿qué pasa con los padres o maestros?

Según el informe de la Fundación Mapfre muchos profesores consideran que hay poca formación en cuanto a cómo impartir esta materia. El problema vendría incluso de que muchos de ellos opinan que no es necesario impartirla. En el caso de los padres, un poco de lo que hemos dicho al principio: si nosotros les enseñamos y “cumplimos” las normas de seguridad vial, les estaremos enseñando con el ejemplo a concienciarse de la importancia que tiene tener cuidado y cumplir las normas. Eso incluiría también el comportamiento que tenemos los padres a la hora de ponernos al volante: cinturones de seguridad, móvil, cumplir las normas, velocidad, etc.

Foto por Circula Seguro en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...