Niños robados, sin pruebas no hay imputados

Después de un año de investigaciones, se ha llegado a la cifra de 1500 niños robados, de todas la exhumaciones hechas tres tumbas estaban vacías y hasta el momento no se ha podido imputar a nadie. La dificultad para conseguir pruebas es uno de los factores clave para no poder hallar culpables. Las familias hoy pedirán a la Fiscalia General del Estado que se tomen nuevas vías de investigación y que no se archiven los casos.

Desde hace unos meses está abierta en España una investigación sobre la desaparición de bebés. Hasta el momento, según un fiscal que prefiere quedarse en el anonimato, hay 1500 niños supuestamente robados a sus madres, unas veces nada más nacer otras con varios meses, se han conseguido exhumar tres tumbas, que estaban vacías y por el momento no hay ningún acusado. Además, estamos hablando de desapariciones que sucedieron en un periodo que a muchos nos toca, desde los años cuarenta hasta los noventa.

1500 niños robados, tres tumbas que no contenían cuerpos y de momento, ningún culpable

El problema para desenmascarar a los culpables de algo tan espantoso como quitar un hijo a su madre es que no hay pruebas y sin pruebas, este tipo de delitos es muy difícil de enjuiciar. Primero porque algunos de los hospitales en los que se produjeron las desapariciones ya no existen, otras veces porque los médicos o enfermeras ya han fallecido y en otros casos hay testigos que algo recuerdan, pero sin pruebas o sobre delitos que ahora ya habrían prescrito.

Tras la primera denuncia del primer niño robado, muchas madres se pusieron en alerta. Sobre todo aquellas que sufrieron un parto, que parecía normal, pero a las que dijeron que su hijo había muerto, unas veces sin poder verlo y otras enseñándole un hijo que no era suyo, para convencerla. 1500 trágicas historias, que son los 1500 niños robados que se sabe hasta el momento. Alguien podría pensar que al haber tres tumbas que se han abierto y se ha comprobado que dentro no estaban los bebés que debían estar sería suficiente para demostrar las mentiras de las que fueron víctimas esas familia, pero no es así, ya que esos ataúdes no han conducido a nuevas pistas, por lo que todo termina en esa caja vacía.

La cuestión es que no todas las denuncias que se han puesto como niños robados han terminado siendo niños robados, ya que hay algunos casos en que se ha abierto el ataúd para comprobar si el cuerpo del niño que estaba dentro era el que debería ser y se ha comprobado a través del ADN que sí lo era. No obstante, la presunción es normal: si conoces la noticia y a ti te dijeron que tu hijo había muerto en ese período de tiempo es normal que te asalten las dudas y que tengas la esperanza de que tu hijo esté vivo, aunque sea en otro lugar.

Después de un año, todas estas familias afectadas se han reorganizado, han presentado denuncias y han reclamado que se habrán nuevas líneas de investigación. Por este motivo, hoy se celebra una manifestación ante la Fiscalía General del Estado, en Madrid, para solicitar que no se archiven las denuncias, sino que se abran nuevos cauces para conseguir sacar a la luz esta difícil maraña y que se acabe sabiendo la verdad de lo que pasó en esos años.

Fuente | elpais.es

Foto | Fiicus en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...