El New York Times, preocupado por nuestro inglés

Hace tan solo un par de días conocimos los resultados de un estudio de Randstad que destacaba que dominar el inglés aumentaba en un 40% las oportunidades de encontrar trabajo. Esta situación, sumada a la elevada tasa de paro en España y al reciente anuncio de un auge del empleo en Alemania, ha servido de excusa al New York Times para elaborar el reportaje In Troubled Spain, Boom Times for Foreign Languages (que vendría a ser algo así como Tiempos difíciles en España, tiempos de bonanza para las lenguas extranjeras). En él el periodista Raphael Minder destaca los problemas de nuestro país en lo que aprender inglés se refiere, algo que dificulta a la ciudadanía moverse por el mundo en busca de oportunidades.

Edificio del New York Times

«Frente al elevado desempleo en casa, cada vez son más los españoles que buscan trabajo en el extranjero. Pero chocan con un obstáculo importante: su escasa competencia en lenguas extranjeras y, en particular, la falta de inglés«. Así empieza Minder un reportaje en el que explica que, si bien aún hay esperanzas para las generaciones futuras, las actuales lo tienen complicado. Para demostrarlo se basa en las declaraciones de Richar Vaughan, propietario de la empresa especializada en enseñanza del inglés Vaughan Systems, en las que afirma que nuestro nivel de inglés es más bajo que hace quince años y que «menos del 5% de los graduados en escuelas de ingenieria, derecho o empresariales» posee un nivel fluído de inglés. A todo ello, el periodista añade que «ni el líder del Gobierno socialista, el primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero, ni el líder de la oposición, Mariano Rajoy, hablan inglés».

Según parece, nuestro punto débil es la pronunciación. Probablemente ello sea un obstáculo para el aprendizaje de muchos otros idiomas, puesto que nuestra lengua es de las más simples del mundo a nivel fonético.«El mes pasado, durante la ceremonia televisada de los Goya, la versión de los Oscar del cine español, los asistentes insistieron en que una película nominada, ‘Buried’, debía pronunciarse ‘Bar-y-ed'», explica sorprendido Raphael Minder.

El reportaje concluye destacando cómo el anuncio del Gobierno alemán de reclutar profesionales cualificados en el extranjero ha calado hondo en la sociedad adulta. Las aplicaciones para aprender el idioma germánico en la red han aumentado un 15% esta primavera en relación a los datos de hace un año. También se ha producido un fenómeno curioso que nos cuenta Miguel Flor de Lima, profesor de portugués en Madrid. «La crisis ha propiciado que más compañías traten España y Portugal como un solo ‘mercado ibérico’, por lo que piden a su gente que se adapte a ello», explica. «Esto no deja más opción a los empleados que intentar dominar ambos idiomas«.

Elogiando la labor de la Comunidad de Madrid

Minder ha destacado en su reportaje la inversión de la Comunidad de Madrid, presidida por Esperanza Aguirre, en escuelas bilingües. De castellano e inglés, naturalmente. El proyecto ya ha conseguido que un tercio de las escuelas impartan su formación en ambos idiomas, y el objetivo es ampliar esta proporción a mitad y mitad en 2015. Más del 90% de los niños, explica, han superado la primaria aprobando el examen de la Universidad de Cambridge. «En una mañana corriente en la escuela Rosa Luxemburgo del distrito de Moncloa- Aravaca, los niños de diez años estaban estudiando el cuerpo humano en inglés, aprendiendo términos como ‘salivary glands’ (glándulas salivales) y ‘esophagus’ (esófago)«, cuenta maravillado. En estos colegios entre un 30% y un 50% de las clases se imparten en la lengua de Shakespeare, incluidas las ciencias.

Foto: The New York Times por Joe Shlabotnik en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...