Muere Whitney Houston a los 48 años

La cantante y actriz estadounidense, Whitney Houston, murió este fin de semana -a los 48 años de edad- en un hotel de Bervely Hills, en Los Angeles, California. Según anunció su publicista -Kristen Foster- a través de un comunicado, W. Houston fue hallada muerta en la bañera de su habitación del hotel Beverly Hilton sin signos aparentes de violencia.

La voz más potente de la música Pop se encontraba en Los Angeles ya que iba a formar parte de la ceremonia de entrega de los Premios Grammy, celebrada el pasado domingo. La cantante -que iba a asistir a una fiesta previa al evento- fallecía poco después de hablar con su madre por teléfono. La cual declaró después no haber notado «nada raro» durante su conversación.

La fiesta previa estaba organizada por su mentor y fundador de la discográfica ‘Arista’, el productor Clive Davis, quien decidió no cancelarla -pese a que se celebraba en el mismo hotel en el que Houston había muerto horas antes- alegando que: «A ella le hubiera gustado que siguiéramos adelante con esto». Así que esta reunión artistas concentró a gran parte del panorama musical actual: Alicia Keys, Britney Spears, Eva Longoria, Diana Ross, Jane Fonda o Tom Hanks, vestidos todos de gala y que los medios de EE UU fotografiaron, incluidos los sonrientes posados en la alfombra roja.

Por su parte, la policía de Los Ángeles ya ha iniciado una investigación sobre la causa del fallecimiento, aunque el teniente de policía Mark Rosen ha asegurado que «no había signos evidentes de conducta criminal». Además, declaró que los servicios de emergencias no habían conseguido reanimarla y que tras 20 minutos intentándolo finalmente Houston fue declarada muerta a las 15.55 de la tarde, hora de California (las 00.55 en la España peninsular).

Entre las reacciones a la muerte de Whitney Houston destacan el aumento de las descargas de su música en Internet, como ya pasara con el single difunto ‘Rey del Pop’, Michael Jackson. Su álbum ‘Whitney: The greatest hits’, publicado en 2000, está en el puesto número dos de los discos más descargados en iTunes, solo por debajo de Adele. Pero también otros famosos singles han entrado en la lista de las canciones más bajadas de Internet como su versión del sencillo de Dolly Parton ‘I will always love you’, que ha alcanzado el número 5.

Muere Whitney Houston a los 48 años

Todo apunta a que la causa de la muerte de la cantante fue el ahogamiento

Houston nació en 1963 en Nueva Jersey, en una familia de reconocido potencial vocal. Su madre, la cantante gospel Cissy Houston, era prima de Dionne Warwick, una de las grandes damas del soul y el pop en Estados Unidos. De hecho, la llamada reina del soul, Aretha Franklin, fue la madrina de Houston. Una niña que pasó de cantar en el coro de su iglesia, de afiliación baptista, a los escenarios de medio mundo y vendiendo más de 13 millones de copias de su primer album.

Éste éxito la alcanzó cuando sólo tenía 18 años, momento en el que su hasta ahora productor, Davis, la descubrió. Whitney era en aquel entonces, una desconocida que cantaba esporádicamente en un club de Nueva York. Pero en 1985, tras publicar su primer disco en la discográfica ‘Arista’ -en la que permanecería hasta sus últimos trabajos- le llegó la fama y el reconocimiento. En él mezclaba el soul con animadas melodías, muy bailables, que acabaron convirtiéndose en emblemas de aquella década, como ‘How will I know’ llegando al número uno de la lista Billboard y dando otros tres sencillos que también alcanzaron lo más alto de esas clasificaciones.

Repitió el éxito con su segundo disco, ‘Whitney’, que la consolidó como ‘La Voz’  más potente del mundo del pop. El primer sencillo de ese álbum, ‘I wanna dance with somebody’ (‘who loves me’), llegó también al número uno de las listas en diversos países. Aunque cuando alcanzó realmente la cumbre de su carrera musical fue precisamente tras su primera incursión en el mundo del cine. Tras la película ‘El Guardaespaldas’ de 1992 con Kevin Costner en el papel de galán, Whitney no sólo demostró que sabía cantar sino que también interpretar.

Houston actuó bajo un papel protagonista y grabó la banda sonora cuyo máximo éxito residió en la versión de la canción ‘I will always love you’, de Dolly Parton. El sencillo estuvo 14 semanas en lo más alto de la lista Billboard y se convirtió en el más vendido en la historia por una cantante femenina. El disco tuvo además dos nominaciones a los Premios Oscar por dos canciones diferentes -‘Run to you’ y ‘I have nothing’- pero finalmente perdió frente a ‘Aladdin’.

Pero lo que sí ganó Houston fueron seis Premios Grammy, en reconocimiento a una voz aclamada por la crítica, hasta que la cantante comenzó a tontear con las drogas. Su adicción, nunca plenamente reconocida por ella, se acentuó aún más cuando su matrimonio con el también cantante de Rap Bobby Brown comenzó a hacer aguas. Un matrimonio que acabaría rompiéndose definitivamente en 2007, tras un largo proceso de divorcio.

Este incidente hizo a Houston más susceptible tanto en su comportamiento tanto en escena como fuera de ella. De hecho, en el año 2000, el compositor Burt Bacharach llegó a prescindir de ella para la ceremonia de entrega de los Oscar por sus desplantes y fallos de voz, ya que iba a interpretar ‘Over the rainbow’, de El Mago de Oz. El mismo año, la policía del aeropuerto de Hawai la sorprendia con marihuana en su bolso aunque finalmente ella eludió el interrogatorio.

Al año siguiente, en julio de 2001, otro incidente la devolvió al punto de mira y hundió aún más su carrera. Tras participar en un concierto de homenaje a Michael Jackson en el Madison Square Garden de Nueva York -donde cantó ‘Wanna be startin something’- volvían a saltar las alarmas cuando aparecía mostrando una delgadez extrema y una voz quebrada. Esto dió como resultado que su disco ‘Just Whitney’, de 2002, fuera un fracaso vendiendo 200.000 copias.

Finalmente, ingresó en rehabilitación en 2004, centro al que regresaría tan sólo un año después. En ese periodo, la presentadora Diane Sawyer le preguntó durante una entrevista televisiva sobre los rumores de su adicción al crack. Houston declaró que el crack era «barato» y que ganaba demasiado dinero «para fumar crack».

Pero no fue la única que quiso saber dónde se había quedado la prodigiosa voz de la artista y en 2009 Oprah Winfrey la entrevistó. Houston culpó a su exmarido de su deterioro. «Algo le pasa a un hombre cuando su mujer alcanza una fama mayor». Aunque lo cierto fue que en ese año, tras la presentación de su último álbum ‘I look to you’ en el programa de televisión Good Morning America, ‘La Voz’ de América había desaparecido. Algo de lo que dio constancia la crítica internacional durante su gira, en febrero de 2010, por sus malas actuaciones en Australia y Gran Bretaña donde fue incapaz de sostener las notas de la canción ‘I will always love you’.

En el momento de su muerte, Houston planificaba su enésimo retorno. De hecho, se planeaba su aparición en el remake de la película de 1976 ‘Sparkle’ y algunos medios norteamericanos publicaban que Whitney podría formar parte como juez en el programa de telerrealidad musical ‘The X Factor’.

Un duro golpe para la carrera de la cantante pero también para su familia. Su hija Bobbi Kristina ha tenido que ser internada en un hospital de Los Ángeles por sufrir un grave cuadro de estrés. Según el portal Daily Mail, la joven llegó al hotel donde se hospedaba su madre luego de enterarse de su muerte. Sin embargo, los oficiales que llegaron al lugar le negaron el acceso, lo que provocó su ira y la llevó a «insultar y maldecir» a los miembros de la policía.

«Estamos devastados por la pérdida de nuestra querida Whitney. Esta es una tragedia inimaginable y la echaremos de menos terriblemente. Apreciamos las muestras de amor y apoyo de sus fans y amigos», fueron las palabras de la familia de Houston quien las lanzó en un comunicado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...